Cerrar Publicidad (10s)

Una pareja de hermanos en Alemania comenzó una cruzada para dar fin a todas las leyes sobre incesto que prohíben su relación.

Se trata de Patrick Stuebing y Susan Karolewski, quienes comenzaron una familia contra toda imposición legal llegando a tener 4 hijos. De hecho, el hombre ya estuvo en la cárcel en una oportunidad por esta situación.

La relación entre ambos surgió luego de Stuebing decidiera buscar a su familia biológica, pues fue adoptado a los 3 años. Así, al llegar a los 22, se mudó a la casa de su madre donde, tras apenas un mes, comenzó a mantener relaciones sexuales con su hermana de 15 años según consignó Daily Mail.

Hace 15 años las autoridades conocieron esta situación, por lo que tuvieron que intervenir, lo cual provocó que la historia se hiciera pública. A partir de este punto, la pareja ha tenido cuatro hijos, de los cuales dos presentan discapacidades.

"No sentimos culpa por lo que pasó entre nosotros. Queremos que la ley que hace que el incesto sea un crimen sea abolida", señaló el hermano a Daily Mail.

La relación entre ambos hermanos comenzó oficialmente 6 meses después de que la madre de ambos falleciera. Cuando Susan cumplió 16 años de edad, tuvo su primer hijo, Erik, quien presenta una discapacidad.

También puedes leer: Ucrania comenzó el primer juicio por crímenes de guerra contra un soldado ruso: El hombre asesinó a un adulto mayor

Posteriormente, tuvieron a Sarah, su segunda hija que, igualmente, tiene una discapacidad. Más tarde, llegó Nancy y Sophie. Cuando nació ésta última, el padre se encontraba en la cárcel por incesto.

Para tener a sus hijos, la madre tuvo que esconder su embarazo, de hecho, en una ocasión se vio obligada a dar luz en la bañera para resguardar el secreto.

Corría el año 2002 y las autoridades decidieron acusar de incesto a la pareja. En este sentido, el padre quedó en prisión por un año, mientras que Susan, al ser menor de edad, quedó a disposición de los servicios juveniles.

Sin embargo, tras conocer la existencia de sus dos últimos hijos, Stuebing fue sentenciado a 10 meses en prisión. Ya en 2005, lo volvieron a acusar por el mismo crimen, por lo que se le sumaron dos años y medio más de reclusión.

"No nos conocíamos desde la infancia. No es lo mismo para nosotros. Nos enamoramos cuando éramos adultos y nuestro amor es real", comentó la hermana en esa oportunidad.

De esta manera, ambos hermanos recurrieron a la Corte de Derechos Humanos en 2012 para permitir el incesto en el país. No obstante, sus alegatos no llegaron a buen puerto. Actualmente, se cree que la familia continúa viviendo en Alemania pese a que la ley castiga su relación.

Cargando más noticias...