Cerrar Publicidad (10s)

Todo partió cuando Katelyn Samples compartió una foto de su bebé Locklan en Instagram y un seguidor le preguntó "¿le han diagnosticado a tu hijo el síndrome del cabello impeinable?"

La mujer, que nunca había oído hablar de eso, llevó a Locklan al doctor. Allí comenzaron a sospechar que su hijo era una de las 100 personas en el mundo que viven con esta condición genética.

Tras una serie de exámenes con especialistas en Atlanta, Estados Unidos, la familia del menor pudo confirmar que el niño tenía el síndrome de cabello impeinable o UHS, por sus siglas en inglés.

El síndrome de cabello impeinable es una condición genética muy poco común que aparece en los niños y niñas entre los tres y 12 años.

No se trate de una enfermedad que le cause dolor o afecte mayormente su calidad de vida. La anomalía produce que el cabello quede en extremo reseco y rígido, por lo que es imposible de peinar. No obstante, hay casos graves en los cuales el síndrome está relacionado con sensibilidad en la piel y algunos efectos producto de golpes de calor.

A Locklan le crearon un Instagram -que ya cuenta con más de 44 mil seguidores- donde suben fotos de su hijo y su particular cabello. Además de conocer a otras personas que padecen el mismo síndrome, los padres explicaron en la misma cuenta que el objetivo fue animar a las personas a abrazar lo que nos hace diferentes.

Según contó la mamá de Locklan a The Washington Post, el hecho de crear el Instagram les sirvió para saber que no están solo. De hecho, constantemente están compartiendo con otras madres y padres de hijos que padecen este síndrome, consejos sobre cómo cuidar el cabello del niño, así como también conocer algunos tipos de peinados que más les favorecen.

Lee también: La historia de la cachorrita que quedó en la calle tras viajar en micro desde Concepción a Talcahuano

Etiquetas:
Cargando más noticias...