Cerrar Publicidad (10s)

Como Cámara Chilena de la Construcción, rechazamos de manera categórica la agresión que sufrió el Gobernador Regional del Biobío, Rodrigo Díaz, en el contexto de una reunión que sostuvo con opositores al proyecto Central Hidroeléctrica Rucalhue, emplazado en las comunas de Santa Bárbara y Quilaco.

Podemos empatizar con las legítimas diferencias de criterio o con el descontento de las personas frente a un conflicto, pero nunca validaremos acciones que perjudiquen el trabajo de nuestra primera autoridad regional, cuyo liderazgo siempre se ha basado en la construcción de alianzas y en la búsqueda de acuerdos, a través del respeto, la confianza mutua y el diálogo abierto y cercano con las comunidades.

En el contexto país que estamos viviendo, todos los actores estamos llamados a buscar la colaboración activa para trabajar por la unidad y la paz social, independiente de nuestras diferencias. Asimismo, nuestras autoridades deben ser capaces de crear los espacios para el diálogo constructivo que nos permita avanzar hacia una sociedad más justa e igualitaria.

Estamos convencidos que esta es la única forma para hacer realidad la aspiración de todos de construir un mejor país para las actuales y las futuras generaciones.

Cargando más noticias...