Cerrar Publicidad (10s)

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia dijo este martes en una reunión de desarme en Ginebra que Ucrania ha estado tratando de adquirir armas nucleares, un "peligro real" que requería de una respuesta de Moscú.

Rusia invadió Ucrania el jueves pasado en lo que describió como una operación especial para desmilitarizar y "desnazificar" el país. Una justificación que Kiev y las potencias de Occidente descartaron como propaganda.

"Hoy, los peligros que el régimen de (el presidente ucraniano Volodymyr) Zelenskiy representa para los países vecinos y la seguridad internacional en general han aumentado sustancialmente después de que las autoridades en Kiev se hayan embarcado en juegos peligrosos relacionados con planes para adquirir sus propias armas nucleares", dijo el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov, en una videollamada.

Lee también Clima helado y largas filas en las fronteras mientras ucranianos huyen de la guerra

"Ucrania todavía tiene tecnologías nucleares soviéticas y los medios para lanzar tales armas. No podemos dejar de responder a este peligro real", agregó y pidió a Washington que reubique sus armas nucleares en Europa.

El ministro pronunció su discurso ante una pequeña multitud después de que numerosos diplomáticos, incluidos Francia y Reino Unido, organizaron una protesta por la invasión de Ucrania, tal como lo hicieron en una reunión similar de la ONU en Ginebra el martes.

Los delegados se pararon en un círculo fuera de la reunión durante el discurso de Lavrov, sosteniendo una bandera ucraniana. Se suponía que Lavrov asistiría a la sesión en persona, pero la visita fue cancelada.

Más temprano, se guardó un minuto de silencio por las víctimas de los combates en Ucrania.

La invasión rusa de Ucrania ha dado impulso a un foro de negociación de armas de la ONU que ha estado estancado y no ha podido llegar a un acuerdo en décadas a pesar de celebrar más de 1.600 reuniones plenarias.

En la misma reunión, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania acusó a Rusia de crímenes de guerra por el bombardeo de su país y el embajador convocó a una reunión especial para abordar la agresión rusa y las armas de destrucción masiva.

Una copia de la solicitud vista por Reuters decía que la reunión abordaría "el uso de armas convencionales contra la población civil, así como las amenazas nucleares y otras armas de destrucción masiva" y pidió acciones concretas y específicas.

Cargando más noticias...