Cerrar Publicidad (10s)

La Seremi de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación para la Macrozona Centro Sur presentó un proyecto. Se pide al Gobierno Regional del Biobío la aprobación de $2.000 millones de pesos para mantener el análisis de aguas residuales. Dicha iniciativa la ejecutó Essbio, Biodiversa, UCSC y la Seremi de Salud.

La titular de la cartera, Paulina Assmann, recalcó en lo importante que es la herramienta, que ha permitido monitorear el avance de la pandemia en la Región del Biobío.

"Tenemos la capacidad regional para seguir monitoreando, tanto la pandemia como otras patologías que pueden aparecer. De poder ver la salud de la población y así se pueden tomar acciones preventivas más que reactivas", dijo.

Este centinela que analiza las aguas residuales no solo buscaría aplicarse al Covid-19, a fin de detectar su presencia y las variantes que predominan en la zona. Sino también monitorear adicciones, tales como el tabaco y el alcohol. Inclusive otras enfermedades virales como la hepatitis.

Lee también: Biobío contabilizó más de 3 mil contagios nuevos de Covid-19

Cabe mencionar que esta herramienta, ejecutada por Essbio, Biodiversa, las Seremis de Ciencia y Salud, y la UCSC, se implementó en 31 comunas de la Región del Biobío. Quedó fuera Alto Biobío y Tirúa por contar con un sistema de Agua Potable Rural.

Además, tenía plazo para efectuarse hasta la segunda semana de febrero. De hecho, el informe que reveló la presencia de Ómicron fue el último en hacerse. Contó con el financiamiento de $202 millones de pesos por parte del Gore Biobío.

Assmann dijo que "esperemos que el centinela con la Universidad Católica de la Santísima Concepción, que ya postuló un proyecto al Gobierno Regional del Biobío, se pueda instalar finalmente y así Biobío contaría con una herramienta que pueda permitir conocer lo que está pasando en la región".

Cargando más noticias...