Cerrar Publicidad (10s)

La Municipalidad de Chiguayante implementó un novedoso dispositivo para disminuir el impacto de los acopios de residuos reciclables. La fundación El Árbol colaboró en el uso de esta herramienta de cuidado y protección del medioambiente.

Una difícil situación vivían algunos vecinos de Chiguayante en relación a los acopios de residuos reciclables acumulados en viviendas o incluso en la calle. Sin embargo, el municipio adquirió una enfardadora eléctrica móvil que les permitirá solucionar el problema de raíz.

En detalle, el dispositivo está compuesto de un carro de arrastre, una enfardadora y un generador eléctrico. De esta manera, la máquina podrá realizar el trabajo de agrupación y forraje en las viviendas directamente, lo cual ahorrará tiempo y espacio.

El dispositivo significó un costo aproximado de $8,5 millones, dividido entre el municipio y la fundación El Árbol.

También puedes leer: Confirman a Manuel Monsalve como subsecretario del Interior junto a otras dos autoridades

Monserrat Sbarbaro, directora de Desarrollo Comunitario de la Municipalidad de Chiguayante, afirmó que esto va en beneficio de los recicladores.

“Con esta nueva adquisición, nuestros trabajadores van a poder compactar dos sacos de residuos en sólo un fardo, lo que les permite optimizar los espacios y mejorar su calidad de vida, ocupando menos superficie de restos que, evitamos, vayan a parar al vertedero. Su aporte a la comuna y el medio ambiente es muy significativo”, sostuvo.

Daniela Concha, directora ejecutiva de El Árbol, afirmó que esta maquinaria “permite optimizar el espacio donde se desempeñan los trabajadores. Pueden vender el material a mejor precio, ahorran espacio y disminuyen su esfuerzo físico, cuidando de esta forma su salud”.

En tanto, Jessica Mora, presidenta del sindicato de recicladores de base “El Esfuerzo”, se mostró agradecida por la modernización.

“Hemos luchado bastante y realizado mucho esfuerzo para obtener todo lo que necesitamos. Tenemos nuestra enfardadora móvil para que los recicladores, que no trabajan en el centro de acopio, puedan enfardar en sus casas, reduciendo así el volumen de restos reciclables. Nos encontramos muy agradecidas del municipio por su apoyo, de la fundación El Árbol y la Seremi de Medio Ambiente”, manifestó.

Cargando más noticias...