Cerrar Publicidad (10s)

Las autoridades de Perú decretaron emergencia ambiental por 90 días para sus costas por un derrame de 6 mil barriles de petróleo. Las unidades provienen de un barco que sufrió el fuerte oleaje provocado por la erupción volcánica en las cercanías de Isla de Tonga.

De esta manera, el país vecino planea un “manejo sostenible de los territorios” con un trabajo de “recuperación y remediación" para disminuir los daños ambientales.

De acuerdo con el Ministerio del Ambiente, la situación "constituye un evento súbito y de impacto significativo sobre el ecosistema marino costero de alta diversidad biológica”.

Respecto a los equipos de respuesta, la petrolera española Repsol se encargará del plan de acción activo y de corto plazo. Dicha empresa es dueña del termina de la Refinería La Pampilla, ubicada en el lugar del incidente.

También puedes leer: Actor Arnold Schwarzenegger se involucró en gran accidente vehicular

El derrame ocurrió el pasado 15 de enero mientras el buque "Mare Doricum" descargaba sus 965 mil barriles. La empresa a cargo explicó que la situación se produjo por el aumento de oleaje tras la erupción del volcán cercano a Isla de Tonga.

Asimismo, comentaron que no tienen responsabilidad por el suceso, ya que Perú no emitió las alertas pertinentes en este caso.

De momento, el petróleo se trasladaría hasta la zona norte del terreno del hecho, por lo que llegará a la zona Islotes Grupo de Pescadores. Lo anterior supone una afectación de más de 2 mil hectáreas. Igualmente, se reportó la contaminación de 21 playas de Perú y el deceso de distintos animales marítimos.

En tanto, el gobierno peruano le solicito a Repsol ayudar en las labores de recuperación en el lugar contaminado entregándoles un cronograma de trabajo de 10 días. De esta manera, la empresa ya envió un equipo especializado al sector.

Varios pescadores y pobladores costeros se han manifestado preocupados debido a que no pueden trabajar en las condiciones de la zona.

Cargando más noticias...