Cerrar Publicidad (10s)

Los conductores de camiones de la Forestal Arauco, se encuentran movilizados, impidiendo el acceso a la Planta Horcones de la Celulosa, ubicada al sur de la Región del Biobío.

Este paro surge luego que en reiteradas ocasiones solicitaran a la empresa retirar un sistema implementado en los camiones para detectar si los choferes han bebido alcohol. Se trata de una "boquilla", similar a las que se utilizan en los alcotest, que están ubicadas en el vehículo. Allí los conductores deben soplar antes de subir, sino el transporte no enciende la marcha. La queja radica en que son dos a tres choferes por camión, por lo tanto al soplar y quedar saliva en la boquilla, señalan que el riesgo de contagiarse de Covid-19 es amplio.

"Es un acoso y hostigamiento laboral"

Al respecto, entregó más detalles Pascual Sagredo, Presidente de la Federación de Transporte Forestal, quien conversó con el programa Buena Costumbre de Sabes.cl. "Le pedimos a Arauco que sacara ese sistema porque era propicio para cualquier contagio", indicó.

Asimismo, sobre el objetivo de este test, Sagredo recalcó que "en Arauco no han encontrado un solo conductor que haya sido suspendido porque iba con hálito alcohólico. No existe y no hay, ni antes que instalaran esto, ni después".

"Si no se sopla eso los camiones no parten, entonces los técnicos tienen que desactivar esa aplicación y eso es lo que Arauco inicialmente no quiso (...) además, si el camión está parado media hora hay que volver a soplar", señaló.

Es en ese aspecto que se sienten pasados a llevar, ya que aseguran que es "un acoso y hostigamiento laboral de parte de Forestal Arauco hacia los conductores".

Lee también: Llaman a agricultores a postular a concursos para recuperación productiva de suelos en Biobío

Por lo mismo, afirmó que "no vamos a ceder (el paro) hasta que Arauco decida retirar estas cosas (boquilla)". Además, manifestó que no es la única petición, ya que la empresa también instaló unas cámaras de somnolencia al interior de los camiones. Unas que los graban en todo momento e impiden que los choferes se duerman emitiendo un láser infrarrojo que va directo a la vista de los conductores.

Celulosa Arauco

Sobre estas acusaciones, se refirió Mauricio Leiva, Subgerente de Asuntos Públicos de Arauco, quien aseguró que no van a ceder ante la presión. "Nosotros no vamos a transar en tomar medidas de seguridad, no vamos a relativizar las acciones necesarias que se tienen que hacer para proteger la integridad física, tanto de los conductores, como de las demás personas que transitan", enfatizó.

"No vamos a volver atrás en medidas de seguridad. Esto es algo que está implementado con los dueños de los camiones; las empresas de transportes que son dueñas de estos camiones están de acuerdo con implementar esto", sentenció.

Cargando más noticias...