Cerrar Publicidad (10s)

El Departamento de Policía de Los Ángeles despidió a dos oficiales por jugar Pokémon Go y no atender un llamado sobre un robo. Los hombres, identificados como Louis Lozano y Eric Mitchell, apelaron contra los "múltiples cargos de mala conducta", pero se desestimó aquello.

La grabación del sistema de video digital que estaba instalado en el automóvil (DICVS), capturó -a los oficiales- ignorando "su deber de ayudar a un oficial al mando con responder un robo en curso y jugando Pokémon Go mientras estaban de servicio", consignó Sky News.

Conforme datan los documentos judiciales, la situación tuvo lugar en abril del 2017, cuando recibieron una llamada sobre un robo con múltiples sospechosos en una tienda departamental Macy's.

Sin embargo, los oficiales en lugar de responder al llamado, decidieron retroceder por un callejón y alejarse del lugar donde se estaba efectuando el robo.

En un principio, Lozano y Mitchell aseguraron que no podían escuchar la radio. Sin embargo, el oficial al mando reviso el DICVS a fin de "descubrir lo que hacen en su día normal".

Lee también: Bebé afgano que se perdió en aeropuerto de Kabul se reunió con su familia

Una vez que se revisó la grabación, se descubrió que sí escucharon el llamado y acordaron ignorar al oficial que lo hizo. Prefirieron no ayudar en el robo, dató el citado medio.

"Por aproximadamente 20 minutos el sistema de grabación captó a los demandantes discutiendo Pokémon mientras manejaban hacia diferentes lugares donde las criaturas virtuales les aparecían en sus dispositivos móviles", es lo que detalló el documento.

Durante dicho período, los hombres capturaron dos Pokémon raros, un Snorlax y un Togetic. No se logró corroborar si los sospechosos del robo fueron detenidos por sus colegas.

Ambos oficiales trataron de apelar por despido injustificado, pero aquello fue denegado. Y se terminó por descubrir que habían mentido sobre perder la llamada de radio por el robo.

Cargando más noticias...