Cerrar Publicidad (10s)

En medio de la Cuenta Pública 2021 de la Fiscalía Regional del Biobío, la fiscal Marcela Cartagena abordó el caso del pequeño Tomás Bravo, menor de tres años encontrado sin vida en Caripilún, comuna de Arauco, tras nueve días desaparecido.

Tras el hallazgo de su cuerpo, el tío abuelo del menor, Jorge Escobar, fue el único detenido y formalizado por la desaparición del niño, aunque el tribunal determinó que no habían pruebas para relacionarlo con el crimen, por lo que quedó en libertad.

Marcela Cartagena se refirió a las complejidades que envolvieron este caso en particular y reconoció que se cometieron errores por parte de las instituciones involucradas en la causa.

Lee también: Caso Tomás: Se le tomó una muestra de pelo al tío abuelo del pequeño

"En febrero conocimos el caso de un niño, cuya dignidad debe ser cuidada (...) Estamos frente a una investigación de la más alta complejidad que nunca habíamos vivido en la Región, con múltiples factores. Algunos de estos factores están envueltos en el desarrollo inicial de el o los hechos que determinaron su muerte. Otros se vieron añadidos a posteriori, por la forma en que se desarrolló su búsqueda. Los últimos factores son fruto de actuaciones y decisiones que se desarrollaron y tomaron por las distintas instituciones que estuvimos involucradas al momento en que su cuerpo fue hallado", dijo.

"Deberán revisarse y enmendarse, de ser necesario, cada uno de los protocolos de actuación; y crearse los protocolos que no existan de todos los organismos involucrados, para así minimizar al máximo los márgenes de error frente a casos semejantes, que lamentablemente puedan acontecer en el futuro", complementó.

Fiscalía actualizará protocolos

La Fiscal Regional agregó que el Ministerio Público local no está excluido de esta actualización de protocolos. En esa misma línea, detalló que la carpeta con los cambios al interior de la Fiscalía estará sobre el escritorio de todas las instituciones aludidas dentro del primer semestre de este año.

"La segunda cuestión fundamental y reconociendo los errores iniciales cometidos, desde ese momento se ha procurado desarrollar hasta hoy una indagación detallista, completa y científica, que agote la búsqueda de respuestas satisfactorias y sólidas respecto de cada una de todas las dudas que se han ido presentando; que empuje las fronteras del conocimiento criminalístico al máximo posible en Chile y en extranjero", arguyó.

Seis pericias en desarrollo

"Es preciso indicar que ya se han realizado un sinnúmero de diligencias y pericias, las que incluso han sido repetidas para obtener resultados certeros y que den garantías a todo. 20 tomos son los que ya acumula esta investigación (...) Hoy 11 de enero del año 2022, podemos indicar que se encuentran en desarrollo dentro y fuera de Chile, en sedes policiales, servicios públicos y universitarias, 6 pericias científicas. El desarrollo de algunas de ellas obligará a respetar otras, siempre en el afán de agotar todos los medios. Los resultados de todas, finalmente nos permitirán acercarnos a una verdad respecto del delito cometido y de su autor o autores; verdad que aspiramos sea suficiente para traducirse en una sentencia judicial", expuso la persecutora.

"La tercera y última cuestión, ante la inquietud de que la Fiscalía esconda o niegue a la comunidad antecedentes de la causa, o que de otro lado filtre antecedentes, es preciso tener presente que las investigaciones penales, como lo es esta, son por disposición legal secretas. Durante el tiempo de indagación solo pueden ser conocidas por los intervinientes (...) Coherente con aquello y al resguardo de sus derechos, las víctimas de esta investigación como lo son su madre y su padre, han tenido en el sentido señalado directamente y a través de sus abogados cabal conocimiento de los pasos que se dan en esta causa", concluyó la fiscal regional del Biobío, Marcela Cartagena.

Cargando más noticias...