Cerrar Publicidad (10s)

Este fin de semana, Carabineros de la Subcomisaría Coihueco, en la Región de Ñuble, detuvieron a dos sujetos a quienes sorprendieron conduciendo en estado de ebriedad. Asimismo, personal uniformado detuvo a otro hombre, quien mantenía una orden de aprehensión pendiente por un delito cometido con anterioridad.

Las detenciones se generaron en contexto de los servicios extraordinarios dispuestos tras una reunión con los vecinos del sector General Lagos. Los residentes denunciaron al personal policial la realización de fiestas clandestinas en el lugar, donde existía un excesivo consumo de alcohol y drogas.

"Este escenario genera mucha inseguridad entre las familias del sector, especialmente, por las fiestas realizadas en un predio de la zona, donde los vecinos evidencian fuertes ruidos, peleas y temen por la comisión de delitos", comentó el Subcomisario (s) de Coihueco, el Teniente Matías Mattman.

Lee también: Defensoría de la Niñez evalúa acciones por detención de adolescente en Chillán

Preocupados por llevar tranquilidad a los vecinos, el personal efectuó servicios focalizados. En ese contexto, se detuvo a los dos sujetos que conducían en estado de ebriedad y al tercer individuo que mantenía dos órdenes de detención vigentes.

"En los procedimientos pudimos establecer que uno de los detenidos era también el propietario del predio denunciado por las familias del sector. Esperamos que este hecho lleve mayor seguridad y tranquilidad al lugar; llamamos a los vecinos a acercarse al personal policial y manifestar sus problemáticas, ya que nuestros funcionarios están absolutamente comprometidos con la misión de entregar seguridad a las familias", agregó el oficial.

Cargando más noticias...