Cerrar Publicidad (10s)

Este fin de semana se hizo viral un video de una mujer que trató de expulsar a un grupo de veraneantes de un restorán de Maitencillo, en la Región de Valparaíso. Tras ello, este lunes Bernardita entregó su versión de los hechos.

En conversación con Mucho Gusto, sostuvo que "me descontextualizaron de lo que me pasó. Yo he ido mil veces a hablar con él (dueño del local) y el alcalde. Esto viene desde hace mucho tiempo".

"Nosotros tenemos ese lugar, vamos a Maitencillo hace 60 años y siempre hemos tenido tranquilidad. Ahí, donde está ese restaurante, había un bosque. Cortaron los árboles, y lo que era un kiosquito terminó convirtiéndose en un Estadio Nacional", agregó.

Luego, explicó que en diciembre conversó con él y se debió a que "estaba todo el día con la música a todo chancho, pero me empezó a hablar puras tonteras. El otro día fui porque ya era mucho. Está al lado de mi casa, se agrandó para adelante, y además tiene una terraza hacia la playa. Es una invasión que no corresponde”.

"Yo partí al restaurante muy enojada, me salí de mis casillas. Yo quería hablar con el dueño, pero se escondió y se hizo el tonto. Él fue un plomo, me empujó, entonces la gente me empezó a tratar mal y yo me defendí. Obviamente no era la forma", dijo.

Lee también: Mujer se viraliza tras intentar sacar a turistas de Maitencillo

Por otra parte, referente a la forma en que actuó, admitió que no fue lo correcto. Sin embargo, no podía contener la molestia que le generó. "Si hubiese tenido un látigo, le hubiese pegado, porque de verdad es un porfiado. No se hace cargo", aseguró.

Bajo ese contexto, señaló que "la forma ensucia el fondo, yo hago el mea culpa, me da lata por mis niños todos estos memes".

Asimismo, reconoció que hubo un error por parte suya al increpar a los veraneantes. "No debería haber dicho todas esas brutalidades, fuera de contexto", concluyó.

Cargando más noticias...