Cerrar Publicidad (10s)

A partir de la formalización del acuerdo de colaboración entre el Centro de Apoyo al Desarrollo del Estudiante (CADE) de la Universidad de Concepción y el Instituto Nacional de la Juventud (INJUV), y el trabajo colaborativo proyectado para el año 2022, que busca favorecer una oferta de acompañamiento más completa y variada a la comunidad estudiantil, se desarrolló la primera jornada de la Escuela de Verano “Agentes de Cambio”, con una visita al Parque Cerro Caracol, que apuntó a temáticas de desarrollo integral del estudiante, desde el enfoque de competencias.

A partir de este trabajo colaborativo se propuso la ejecución de 4 jornadas en terreno, realizando una sesión a la semana durante el mes de enero, y para lo cual participan profesionales de ambos Equipos junto a un grupo de cerca de 30 estudiantes inscritos, de distintas carreras de la Universidad de Concepción.

En ese contexto, el Jefe de CADE UdeC Jorge Roa Molina, comentó: “Es muy relevante hacer una conexión con el talento, herramientas y competencias en la formación de sus estudiantes, no solo en términos de un perfil de egreso para la vida laboral, sino que además para cada uno de los procesos e interacciones involucrados en su ingreso y mantención en la educación universitaria".

Además, apuntó que "el acuerdo que hemos tomado junto a Injuv permite en efecto instalar espacios de vinculación con el medio y el acompañamiento estudiantil hacia una visión de gestión basada en el modelo educativo y formativo de competencias de la Universidad de Concepción, lo que nos llena de alegría”.

De la misma forma, Gustavo Apablaza, director de Injuv Biobío, comentó: “Para nosotros es muy importante esta colaboración, ya que desarrollar habilidades en los jóvenes vinculadas al cambio, es una de las necesidades más sentidas del siglo XXI y es uno de los procesos en los que estamos embarcados desde el Instituto de la Juventud".

"Entregar herramientas para liderar equipos, resolver problemas, trabajar en ambientes complejos son algunas de nuestras preocupaciones", agregó .

En ese sentido, Karina Ibáñez, estudiante de 2º año de Bioquímica, indicó: “este tipo de instancias son fundamentales, como espacios para relacionarnos con personas de nuestra edad".

El desarrollo de competencias genéricas desarrollado durante la Escuela de Verano se centra en liderazgo (y conocimiento de sí mismo a través de la gestión emocional), comunicación efectiva, adaptación al cambio y resolución de problemas y trabajo colaborativo.

Además, otros objetivos de las acciones están ligados realizar actividades de formación no tradicional durante el periodo de verano, buscando reactivar el vínculo con espacios presenciales.

También la relación con otros, potenciando la interacción social, colaborando en la sensibilización e instalación de los nuevos desafíos desde la gestión y formación de competencias en la comunidad universitaria.

Cargando más noticias...