Cerrar Publicidad (10s)

Una jueza fue grabada besando a un recluso condenado a cadena perpetua. El hecho se registró en un centro penitenciario de la provincia de Chubut, al sur de Argentina.

Según datan los antecedentes, la jueza, identificada como Mariel Suárez, llegó hasta el Instituto Penitenciario Provincial de Trelew el 29 de diciembre.

En el lugar, solicitó ver a uno de los detenidos, Cristian "Mai" Bustos. El sujeto fue condenado a cadena perpetua por el homicidio de un lactante de 9 meses y el crimen de un policía, consignó Infobae.

La mujer se fue una vez que concluyó el horario de visitas y luego, se constató lo que filmaron las cámaras de seguridad. En las imágenes se ve a la jueza besando al condenado por un tribunal que ella integró. Votó en disidencia.

Tras lo ocurrido, según precisó el diario Jornada, el Superior Tribunal de Justicia de Chubut ordenó un sumario administrativo contra la jueza por “conductas inadecuadas", que "podrían implicar violaciones al Reglamento Interno del Poder Judicial".

Fue la seguridad interna del recinto la que denunció lo que pasó entre la jueza y el recluso. "Se besaron, se abrazaron, compartieron comida y tomaron mate, algo "prohibido de compartir en virtud de la pandemia que se cursa", sostuvo el denunciante, consignó ADN Sur.

Lee también: La mujer más longeva del mundo cumplió 119 años

Finalmente, la propia jueza Mariel Suárez fue quien salió a aclarar lo ocurrido. En diálogo con La Nación, señaló que fue un trabajo académico, ya que quería "poder escribir la historia de esa persona".

"Las circunstancias fueron las que me llamaron la atención para escribir la historia de esta persona, de su familia, la de Corcovado, la de sus hermanos", dijo.

Luego, explicó que no tiene un vínculo con el condenado. "Lo conocí en el juicio y la segunda vez que lo veía fue en esa entrevista", recalcó.

Bajo esa línea, subrayó en que la situación acusada "no es real, no hubo un beso. Él insistió, estaba muy contento y efusivo por la propuesta que le hacían".

"No es una relación sentimental y no es un beso. Estuvimos charlando. Es una relación cordial de trabajo", sentenció.

Cargando más noticias...