Cerrar Publicidad (10s)

Los familiares de Elizardo Matamala (35) y su cuñado, Deivid Gatica (18), necesitan ayuda urgente para buscarlos en el río Biobío. Ambos desaparecieron el sábado, cuando se lanzaron a la corriente para salvar a un niño de ahogarse.

El pequeño se tiró al agua para alcanzar una pelota. El menor se empezó a ahogar y su padre, Elizardo, se lanzó para ayudarlo. Su cuñado, también entró al río y, lamentablemente, ambos desaparecieron en las profundidades tras salvar al niño.

Desde entonces, su familia no ha parado de buscarlos. El hecho se registró el sector Diuquín, en un campamento ubicado a nueve kilómetros de Laja. Durante la tarde de este martes, la búsqueda aún no tenía resultados.

Claman por ayuda de autoridades

Sus seres queridos no se mueven del lugar y claman por contar con más ayuda. Cecilia Cea Campos, tía de Elizardo, señaló que “necesitamos buzos tácticos. Aquí tenemos el grave problema de la falta de recursos humanos y técnicos especializados. Necesitamos que las autoridades, que el Gobierno nos de la mano”.

Añadió que “Elizardo es un chico que se merece esta ayuda. Él apoyó la reconstrucción, es un misionero católico, un padre de tres hijos. Él dio su vida por los demás. Necesitamos que el Gobierno se haga presente. Estamos solos. Necesitamos botes a motor y que se gestione el rastreo en estas corrientes complicadas. Solos, los bomberos no pueden hacerlo. Queremos ayuda de la Armada”.

Explicó que actualmente trabaja en el lugar equipos Gersa de Cañete y Lota. “Ellos están ayudando al igual que la ONG Green. El resto son pescadores que llegaron aquí desde Tirúa. No hemos tenido ningún contacto o ayuda por parte del Gobierno”, manifestó la familiar.  

Cargando más noticias...