Cerrar Publicidad (10s)

Una ráfaga azotó la ciudad de Mar del Plata, haciendo que se volara un quitasol. Aquello provocó que la sombrilla se le enterrara en la pierna a un hombre. Ocurrió en la previa a la Nochebuena.

Acorde a lo citado por La Capital, Ignacio Mascarenhas, de 31 años, disfrutaba de la playa cuando el viento y la lluvia azotaron a la ciudad costera de Mar del Plata. Tras ello, él junto a su pareja decidieron abandonar el lugar. Sin embargo, el fuerte viento le voló una gorra a Mascarenhas.

El sujeto regresó a buscarla y sintió un intenso dolor en la pierna izquierda. Fue ahí cuando miró y se percató que una sombrilla le traspasó el isquiotibial.

Ignacio entregó detalles de lo ocurrido a La Capital. "Entró y salió por el mismo músculo. Fue como una lanza. La pierna me quedó clavada hasta la mitad del palo y el dolor era insoportable", relató.

Sin embargo, su traslado no fue sencillo. "Al toque vinieron los guardavidas, me ayudó gendarmería, llegó la ambulancia y no me podían subir. Tuvieron que esperar que alguien traiga una sierra para poder cortar los extremos del fierro porque no me podían subir así", confesó Ignacio.

Lee también: Padre le dio cocaína a su hija tras confundirla con laxante

Conforme a lo detallado por el afectado, el dolor se volvió intolerable y se agudizó más cuando cortaron el fierro. Aquello lo hicieron para poder trasladarlo en ambulancia hasta el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA).

"Llegó gente de rescate con una de esas motosierras que cortan los árboles, no era una amoladora. Me avisaron ‘flaco esto va a vibrar y te va a doler hasta el alma’ y así fue. El dolor que sentí no se puede describir, me ponían morfina y no me hacía nada. Tenía mucho frío y taquicardia", indicó.

Al sujeto finalmente se le trasladó y en el lugar, los médicos dispusieron una intervención quirúrgica. Esta se efectuó con éxito y el mismo día le dieron el alta, por lo que pudo celebrar la Navidad en familia.

"Me durmieron, me operaron y me sacaron el fierro. Cuando me lo sacaron me dijeron que no había tocado ningún tendón, nervio, vena, arteria, ni siquiera ningún vaso sanguíneo", relató.

Cargando más noticias...