Cerrar Publicidad (10s)

Una mujer, propietaria de viviendas y departamentos que arrienda a diario en Concepción, denunció haber sido víctima de una estafa, por parte de arrendatarios. Afirmó que ellos, a su vez, estafaron a otras personas a quienes les arrendaron el inmueble que ella les había entregado.

La afectada, Lissette Fuentes, explicó que la contactaron personas el pasado martes 14 de diciembre. Allí ella les arrendó un domicilio ubicado en avenida Los Carrera, a la altura de Lientur. Pero los involucrados no la habitaron, sino que robaron y luego la volvieron a “arrendar”.

En conversación con Sabes contó que “mi negocio es arrendar, amoblar y trabajar en forma diaria. La casa de Los Carreras la arrendé a dos personas. Me lo pedían para el miércoles, que estaban apurados y venían con su familia. Desocupé la casa y se las pasé”.

Detalló que “los hombres que llegaron, estuvieron dos horas en la casas. Después reventaron cámaras. Me robaron lo que más pudieron y dejaron sólo lo más viejo. El día jueves mostraron la casa a otras familias para ofrecérsela”.

Explicó que, incluso, los sujetos sacaron permisos notariales para entregarle, en arriendo, el inmueble a otras personas. “Dos familias accedieron ir a firmar a dos notarías diferentes. Fueron con ellas y firmaron pagando 900 mil pesos de arriendo”, contó Lissette.

Añadió que “me salvé de que no ocuparan la casa porque el viernes llegué y me encontré con la primera familia estafada. Se estaban cambiando. Les expliqué quién era y ahí me di cuenta del robo. Fuimos a la PDI a denunciar”.

Pero los individuos no sólo le “arrendaron” la casa a esa familia. También hubo otra afectada, según detalló Lissette. Sostuvo que “en la tarde, llegó otra persona que también fue estafada y que pagó 900 mil pesos. Ellos también pusieron la denuncia. Estoy haciendo demandas a ambas notarías que no hicieron su trabajo, al no notificar quién era el dueño”. Señaló que el segundo caso también fue denunciado en la Policía de Investigaciones.

Cargando más noticias...