Cerrar Publicidad (10s)

Vecinos de Santa Juana afirmaron estar viviendo una compleja escasez hídrica. Señalaron que, en los sectores rurales, algunas familias sólo reciben 50 litros de agua al día. Esto último, indicaron, no alcanza para compartir con sus animales ni para regar sus hortalizas. Con carteles y cánticos, pidieron ayuda a las autoridades, frente al edificio del Gobierno Regional del Biobío.

Patricia Gutiérrez, presidenta del Comité de Agua Potable de Paso Largo, señaló tener evidencias de que “no tenemos agua en más de 70 vivienda. No sabemos qué hacer en estos tiempos críticos”. Aseguró que “estamos en un momento crítico en las partes rurales. Necesitamos más aumento para los camiones aljibes. Estamos sufriendo nosotros, nuestros animales y nuestras hortalizas se secan”.

"Autoridades no nos escuchan"

Por su parte, Ana Albornoz, alcaldesa de Santa Juana, expresó que “esto es por la escasez hídrica. Es un tema que se trata como emergencia. Pero es un tema permanente que tenemos en Santa Juana que se ha agudizado este año. Las autoridades no nos escuchan. Me refiero al delegado presidencial Patricio Kuhn y el seremi de Agricultura, Patricio Lagos”.

En la misma línea, sostuvo que “queremos que nos escuchen. Tenemos 16 sistemas de agua y sólo uno funciona bien. No tenemos agua potable rural. Tenemos 3 mil vecinos que dependen de camiones aljibes. Sólo a 1038 se le entregan 50 litros de agua diarios”.

En tanto Rodrigo Díaz, indicó que “estamos en una situación de urgencia. Es un problema de subsistencia. Lo que corresponde es que el Ministerio del Interior, a través de la Onemi entregue recursos que permitan tener agua para consumo humano. 50 litros a la semana no bastan. Se necesitan tomar medidas estructurales, que van a requerir inversión. Voy a tomar contacto con la ministra de agricultura, para pedirle que las medidas de apoyo de agua para los animales y cultivos puedan ser reenfocados por parte del ministerio”.

Cargando más noticias...