Cerrar Publicidad (10s)

En Concepción, los vecinos se reinventaron a raíz de la pandemia y gracias a un programa de la municipalidad, lograron formarse como apicultores urbanos. Ya cuentan con sus propios apiarios, donde se almacenan las colmenas.

La apicultura era una actividad casi exclusiva de sectores más rurales, pero la Dirección de Medio Ambiente quiso cambiar el rumbo y lanzó el curso "Iniciación a la Apicultura Urbana", que se enmarcó en el programa "Salvemos las Abejas". Se capacitó a la comunidad para trabajar como apicultores.

El alcalde Álvaro Ortiz destacó el programa. "Hemos trabajado diferentes temáticas. Es así como certificamos el primer curso básico de apicultores y apicultoras de la ciudad de Concepción de distintos sectores de la comuna".

Por otra parte, el encargado del Apiario Municipal, Freddy Toledo, contó que hay muchos vecinos motivados. De hecho, "ponen flores, en sus jardines, árboles frutales, ornamentales, otros hacen huertas", detalló.

"Cuando hay una variedad de flores pueden tener una vida más larga, más plena y producir harta miel que es lo que nos interesa", indicó.

Vecinos se aventuran en la apicultura urbana y ya tienen su propio apiario en casa

Daniel Vivanco y Andrea Cuitiño son un matrimonio penquista que decidió capacitarse. Tras hacerlo, ya tienen su propio apiario en casa, en la Plaza Condell de Concepción.

Andrea relató que "trabajaba en confección y debido a la pandemia todo esto ha ido bajando así que ahora estamos en este nuevo emprendimiento, la municipalidad impartió un curso y fuimos invitados a participar".

"Estábamos en busca de y justo se dio la oportunidad de tomar este curso. Ha sido súper buena la experiencia de trabajar con las abejitas", confesó.

Por su parte, Daniel sostuvo que "es algo fenomenal, yo no tenía idea de esto y de repente nos empezamos a meter. Es súper enriquecedor. El objetivo es llegar a tener unas 10 cajitas, unas diez familias de abejas".

Por último, Jorge Rocha Seguel, vecino de Pedro de Valdivia, contó que él estudió investigación en apicultura, en prebióticos para abejas. Sin embargo, no había tenido la oportunidad de tener abejas.

El taller le dio la chance de tener su colmena, pero no solo fue eso. También pudo "aportar dentro de la ciudad porque es una cosa que tenemos que impulsar".

Cargando más noticias...