Cerrar Publicidad (10s)

Tras la llegada de la primavera, hay un aumento de especies silvestres en las zonas rurales e incluso urbanas. Animales como huiñas, quiques, zorros, pudúes o aves como lechuzas, chunchos, patos o cernícalos, frecuentan dichas zonas. Las razones son porque buscan alimento, presentan daños o se extraviaron.

Sin embargo, hay más factores que dan pie a esta situación y son los incendios de pastizales. Aquello hace que las especies huyan y se desorienten, por tener quemaduras o fallas multisistémicas.

A raíz de ello es que expertos del Centro de Rescate y Rehabilitación de Fauna Silvestre de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Concepción, dan consejos de cómo accionar en caso de que se encuentre una especie silvestre.

Primero se debe constatar si el animal o ave está herido

De partida, la directora del Centro de Rehabilitación, Dra. Paula Aravena, sostuvo que primero se debe constatar "si el animal o ave está herido o no y chequear si es un neonato, joven o un adulto".

En caso de que se trate de un ave joven o adulta, "lo recomendable es que su captura y su sujeción y traslado sea hecho por personas con conocimiento, porque a pesar de que muchas son pequeñas y frágiles, tienen un pico (estuche córneo llamado ranfoteca) y también garras que pueden ser muy peligrosas para una persona que no tenga conocimiento a la hora de la captura", explicó.

Otro peligro latente es que tengan una enfermedad zoonótica. Ello significa que estas se pueden transmitir hacia las personas. Por ende, según detalló Aravena, "lo más recomendable en caso de que haya un avistamiento de un ave en problemas, es que la persona de aviso a la autoridad, que es el Servicio Agrícola Ganadero, SAG".

Es más, el Encargado Regional de Recursos Naturales Renovables del SAG, Juan Andrés Bustamante, sostuvo que al dar aviso oportuno sobre el hallazgo de especies en riesgo, la ciudadanía contribuye a la protección de esta fauna.

"De esta forma, el SAG puede atender la denuncia y coordinarse rápidamente para que el animal sea atendido a tiempo en el Centro de Rehabilitación de Fauna Silvestre, si requiere estos cuidados. La fauna silvestre es fundamental para el equilibrio de los ecosistemas, así que todos tenemos responsabilidad en su protección".

¿Qué hago si encuentro un polluelo?

La experta explica que, en el caso de que una persona halle un polluelo, que todavía no presenta plumas, vuela con dificultad o se ha caído del nido, primero hay que identificar si está en riesgo. Se debe constatar la presencia de gatos o perros, incluso si está en medio de la carretera o un colegio con niños.

Lo segundo es que se verifique si sus padres están cerca del lugar donde se encontró al polluelo. De ser así, lo más recomendable es tomar una cajita, abierta en la parte superior y ponerlo en altura, de modo que los padres puedan seguir alimentándolo hasta que pueda volar correctamente y subsistir por sí mismo.

"Ahora bien, si los padres no están cerca o nosotros tenemos antecedentes de que sus padres han muerto por alguna razón, lo indicado es que el ave se traslade a un centro de rehabilitación más cercano", precisó la doctora.

A la hora del traslado, lo aconsejable es que haya uso de guantes y mascarilla, que se ponga al ave o animal en una caja de cartón cerrada -debe tener orificios para permitir la respiración- y posterior a ello, llevarlo al SAG o un Centro de Rehabilitación.

"Lo importante es que las personas no intenten alimentar a los polluelos o los animales huérfanos porque su dieta es distinta a la de los humanos y mascotas. Puede causarle la muerte y lo primordial es contactar a especialistas del SAG o del Centro de Rehabilitación más cercano, quienes lo guiarán respecto de qué hacer", detalló la experta.

Cargando más noticias...