Cerrar Publicidad (10s)

El abanderado del Frente Social Cristiano, José Antonio Kast, se transformó en el primer candidato que no ratifica su victoria en segunda vuelta tras ser derrotado por Gabriel Boric, quien resultó electo como presidente.

En la primera vuelta presidencial, Kast logró un 27% de los votos y en segundo lugar, quedó el abanderado de Apruebo Dignidad, que obtuvo un 25%. Sin embargo, aquel resultado no se pudo ratificar.

Desde que se retornó a la democracia, los candidatos presidenciales que obtenían una victoria en primera vuelta, lograban ratificarlo en el balotaje. Pero esta vez fue distinto, ya que Gabriel Boric rompió con esa tradición que llevaba años en la política del país.

El primer balotaje que dio cuenta de aquello fue en 1999, cuando Ricardo Lagos y Joaquín Lavin se disputaban la presidencia. En primera vuelta, el representante de la Concertación logró un 47,95% contra el 47,51% de Lavin y en segunda vuelta, Lagos ratificó su triunfo, obteniendo un total del 51,31% en comparación al 48,69% de su contendor.

Dicha tradición se mantuvo en los siguientes comicios hasta el último balotaje del 2017, que tuvo de protagonistas a Sebastián Piñera y Alejandro Guillier.

En esa elección, el actual mandatario obtuvo 36,64% de las preferencias en primera vuelta, por sobre el 22,7% del representante de la Nueva Mayoría. En segunda vuelta, Piñera ratificó el triunfo con el 54,58% versus el 45,42% de Guillier. Con esos resultados, Sebastián Piñera se quedó con el cupo en La Moneda, que mantiene hasta hoy y culmina el 11 de marzo del 2022, cuando asuma Gabriel Boric.

Cargando más noticias...