Cerrar Publicidad (10s)

Un enfermero del Hospital Clínico de Málaga, en España, a quien se le identificó como Jorge Galán, se paseó con un "cadáver" en una camilla por el centro de la ciudad. Lo hizo para concientizar sobre los riesgos del Covid-19 y lo que ha desencadenado en los hospitales. Sin embargo, a raíz de ello ahora es amenazado de muerte.

Acorde a lo que consignó Málaga Hoy, el enfermero relató que "me han acusado de terrorista, de meter miedo, de ser un asustaviejas, un peón de la dictadura sanitaria". Asimismo, detalló que las amenazas de muerte las ha recibido a través de redes sociales.

Según explicó, lo que quería hacer era "una metáfora y confrontar la responsabilidad e indolencia en estas fechas, sobre todo refiriéndome al alumbrado de Navidad y a eventos nimios que ponen en riesgo la seguridad".

"Es triste e indignante que después de dos años sigamos repitiendo errores en las mismas fechas. Una pesarosa evidencia del hedonismo social e inducido institucionalmente que vivimos", añadió.

Lee también: Cinco niños murieron tras accidente en castillo inflable

Si bien ha recibido amenazas, Galán manifestó que no le preocupa y tampoco tiene la intención de denunciar. "Hay que valorarlas como la respuesta a una provocación artística", dijo al medio citado.

"No me asustan y, en redes, esto es una cuestión muy común, por desgracia", agregó. Jorge precisó que ha recibido los comentarios de cuentas anónimas y las catalogó como "un disparate".

Bajo esa línea, sostuvo que "una cosa es que no les guste -la iniciativa- y otra desearme la muerte o amenazar con darme una paliza". Jorge prefiere no hacerles caso, según dató al citado medio.

Eso sí, el enfermero también ha recibido muestras de apoyo. De hecho, Galán afirmó que su actuación ha tenido una repercusión muy positiva y que aquellas que se han considerado "ofendidos" son minoría.

Cargando más noticias...