Cerrar Publicidad (10s)

Esta mañana personal docente y directivos de la corporación educacional Domingo Parra Corvalán entregaron una carta al ministro Raúl Figueroa para expulsar a Rodrigo Sotomayor Julio de la dirección de la entidad. Dicha persona se encuentra imputada por al menos cuatro delitos por la Fiscalía del Biobío.

Las familias que integran esta institución se encuentran sumamente preocupadas por la situación vivida en la corporación que afectaría a cerca de 2 mil estudiantes.

En concreto, Rodrigo Sotomayor Julio habría intentado hacerse con el control de la entidad cometiendo los delitos de falsificación y uso malicioso de documentos públicos y privados, defraudaciones, prevaricación y ejercicio ilegal de la profesión.

El sujeto organizó una reunión en febrero de 2020 mediante una carta con una firma falsificada de la directora María Elena Zott Oviedo. La intención de este encuentro era designarse a él mismo como presidente sin el debido conocimiento de la comunidad.

También puedes leer: Bomberos trabaja en presunta fuga de gas en pleno centro de Concepción

En este contexto, el seremi de Educación de la región, por error, nombro al acusado como director presidente de la entidad. Acto seguido, el abogado cerró las cuentas bancarias y cambio las claves de Previred. Más tarde, no pagó a los trabajadores durante un período de tiempo.

El abogado querellante en el caso, Remberto Valdés Hueche, entregó los antecedentes necesarios para volver a ratificar a María Elena Zott Oviedo y a Imelda Riquelme Contreras como socias y directoras de la institución.

 “Es increíble que con todos los antecedentes que se han entregado a la Seremi de Educación tengan a la comunidad escolar tan perjudicada y a su suerte. Estamos hablando de 236 funcionarios y 2 mil alumnos entre las cuatro escuelas y dos colegios que administra la Corporación”, explicó Zott.

Por su parte, Imelda Riquelme Contreras, directora secretaria de la corporación, informó el terrible malestar generado por las acciones de Sotomayor. Igualmente, expresó que la comunidad estudiantil está atenta al camino que tome el caso de ahora en adelante.

“Entregamos una carta al Ministro de Educación para requerir tomar cartas en el asunto y que nos respondan a dos solicitudes pendientes hace más de un mes para, en definitiva, ratificar como únicas socias directoras a María Elena Zott y a mí, así como la expulsión del Sr. Sotomayor, y dar justicia y tranquilidad a las familias involucradas”, declaró.

La secretaria de la institución, Yocelyn Peralta, pidió que el Ministerio de Educación otorgue respuestas a las familias y estudiantes afectadas por la situación lo más pronto posible.

Cargando más noticias...