Cerrar Publicidad (10s)

La Superintendencia del Medio (SMA) Ambiente sancionó a Colbún con una multa de $225 millones por instalar equipos distintos a los permitidos en la resolución de calificación ambiental en la termoeléctrica Santa María en Coronel.

Hace más de dos años se reabrió la investigación surgida a partir de una denuncia de vecinos de Coronel en torno a la Termoeléctrica Santa María de Colbún. El proceso judicial determinó que la planta se construyó y comenzó a operar vulnerando algunos términos de la resolución de calificación ambiental.

En detalle, la central contaría con una turbina que supera por 20 megawatts la indicación expresada por el documento. Asimismo, la chimenea debía alcanzar los 90 metros de altura, sin embargo, la que se encuentra instalada llega a los 130 metros.

Ante esto, la SMA catalogó estas faltas como leves, por lo que aplicó una multa de 225 millones a Colbún.

También puedes leer: Actividades económicas con "buena salud" en la región de Biobío

La investigación determinó que, si bien los equipos no son los acordados, la generación de energía no representa mayores riesgos para el ambiente. No obstante, dicha conclusión no convence del todo al abogado demandante Andrés Durán, quien crítico la sanción aplicada.

“La Superintendencia del Medio Ambiente aplica una multa irrisoria que da una bofetada a los vecinos y que en definitiva genera incerteza respecto a la evaluación de esta central”, afirmó.

En la misma línea, aseguró que instalar equipos distintos significa que la potencia de la planta aumenta y, por consiguiente, se emiten más emisiones. Acto seguido, aseguró que es fundamental realizar una nueva evaluación de las instalaciones con los instrumentos adecuados.

“Existe actualmente un plan de descontaminación ambiental, por ello, no puedes ser que los vecinos agrupados sean quienes denuncien estos hechos, es la autoridad, la SMA, quien debió tomar cartas en el asunto desde un comienzo y no dilatar extenuantemente una investigación por seis años”, señaló.

Igualmente, el letrado espera que el próximo presidente elegido este 19 de diciembre tenga la disposición de hacerse cargo de este asunto durante su mandato.

La versión de la empresa

Colbún comunicó que aún no se les ha notificado de forma oficial la sanción, por lo que no pueden aportar muchos datos sobre los hechos.

"Colbún aún no ha sido notificada de la resolución de la Superintendencia del Medio Ambiente, y por lo tanto no podemos pronunciarnos sobre ésta sin conocer los antecedentes que la fundamentan", declararon.

Agregaron que la SMA cerró en dos oportunidades investigaciones relacionadas con las termoeléctrica. De acuerdo con la empresa, dichos procesos concluyeron que los nuevos equipos no suponían riesgos ambientales concretos. Por esta razón, no se aplicó alguna multa en aquellas ocasiones.

En este sentido, Colbún espera que se entreguen los fundamentos de la resolución paara elegir un camino a seguir.

Cargando más noticias...