Cerrar Publicidad (10s)

La empresa busca “acelerar hacia un mundo más claro, a través de una operación limpia y con una comunicación transparente, donde la trazabilidad cumple un rol clave”.

A dos años de la adquisición de BioLantánidos por parte de Hochschild Mining plc, y en el marco del listado de la empresa en la bolsa de valores de Toronto (TSX), la compañía escogió darle un nuevo nombre: Aclara (aclara-re.cl).

El proyecto, actualmente en tramitación ambiental, planea extraer tierras raras en un predio de uso forestal de 540 hectáreas, ubicado mayoritariamente en Penco.

La decisión es consecuente con la estrategia de comunicación y permanente relacionamiento que la empresa viene desarrollando desde 2020, y se apoya en un sondeo de opinión realizado en junio a una muestra de 1.946 personas de Penco y Concepción. Éste reveló que el 88% de la comunidad desconocía el cambio de propiedad, y que el 95,6% está de acuerdo con que “un proyecto tecnológico de mediana minería, desarrollado responsablemente, podría ser positivo para la zona”.

Más del 80% de las tierras raras se extraen en China, en condiciones ambientales y laborales no sostenibles. Aclara quiere marcar una diferencia radical, aportando trazabilidad y las mejores prácticas en la producción de tierras raras, las cuales abastecen a las industrias de vehículos eléctricos y energías limpias; es decir, a industrias claves para enfrentar el cambio climático. Queremos transmitir esa transparencia a cada uno de nuestros públicos de interés, en especial a las comunidades vecinas”, dice el gerente general de la compañía, Rodrigo Ceballos.

Aclara planifica producir tierras raras por 15 años con un modelo altamente innovador y amigable con el medio ambiente. No empleará tronaduras, chancado ni molienda, con lo que el riesgo de contaminación acústica y de emisiones es bastante reducido. Además, contempla una planta de proceso que recirculará hasta el 95% del agua, sin emitir residuos líquidos, y revegetará con bosque nativo la mayor parte de la superficie de operación.

Con este nuevo nombre, la empresa quiere “acelerar hacia un mundo más claro, limpio, donde la trazabilidad cumple un rol clave”, sentencia Ceballos.

El ejecutivo detalla que esto consolida el mensaje de que se trata de un proyecto único en Chile y el mundo, donde el valor está en la innovación y en “hacernos cargo de que debemos proteger el planeta, generando cadenas de suministro sostenibles, desde el origen”.

Cargando más noticias...