Cerrar Publicidad (10s)

El “Pececillo” retornó al Gran Concepción. Con su nueva rutina sacó a carcajadas a los centenares de personas que asistieron al Gimnasio Municipal, pero también generó cercanía y emoción con sus anécdotas penquistas.

Su presentación tuvo una duración de más de una hora y media, compuesta de lo que él mismo calificó como “actos”. En ellos, recordó cómo comenzó su vida y cuánto ha cambiado. En varios momentos improvisó sobre su vida en zona. Por ejemplo, contó cuando estudió en el Preuniversitario Einstein y se preparó para dar la Prueba de Actitud Académica en el Liceo Enrique Molina.

También bromeó diciendo que, hasta el alcalde de Concepción, Álvaro Ortiz, lo había llamado para que visitara la comuna penquista. También recordó que, su abuelo lo inició en los espectáculos de humor y que, cuando niño, lo llevó por los alrededores de Concepción y que hasta fueron a Laraquete y Colcura.

En un momento preguntó al público algunas cosas que recordaba de la capital penquista, como por ejemplo, si aún existía la Casa Orellana, en donde se revelan fotografías. Dicha cercanía causó familiaridad y enormes cantidades de aplausos. Él, incluso brindó para mostrar su alegría por lo que logró visitando las tierras de donde es oriundo.

Los espectáculos se realizaron los pasados jueves y viernes. Sono también se encargó de que el evento se hiciera con todos los protocolos de seguridad Covid-19, como aforo reducido, exigencia del pase de movilidad y el uso de mascarilla en todo momento.

Cargando más noticias...