Cerrar Publicidad (10s)

José Peralta y Flor González, de 75 y 76 años respectivamente, celebraron los 50 años de su matrimonio en el Mirador Alemán del Parque Cerro Caracol de Concepción.

La pareja contrajo nupcias el 10 de diciembre de 1971 y desde esa fecha no se han querido separar. De esta manera, decidieron celebrar sus bodas de oro de una forma diferente.

“El secreto para estar tanto tiempo juntos es la paciencia. No sirve de nada pelear el uno con el otro, hay que saber cuándo quedarse en silencio para evitar problemas”, afirmó la mujer.

El sobrino del hombre trabaja en la seguridad del Parque Cerro Caracol y cuando supo de las intenciones del matrimonio, se comunicó con la administración para generar esta posibilidad.

“Estábamos buscando un lugar, y un día vinimos con la familia al Parque y yo no lo visitaba desde que era chico, y me sorprendió mucho lo lindo y cuidado que está. Es una alegría verlo así, por lo que quedamos tan maravillados, que nuestro sobrino hizo la gestión y gracias a Dios que no nos pusieron ningún obstáculo para tener nuestra boda de oro acá”, expresó Peralta.

También puedes leer: Core Biobío enfrenta otra polémica por votación de reglamento que elimina comisiones y facultades

Para celebrar el evento, fue necesario colocar un altar en el lugar y decorar con flores las inmediaciones del sitio. Toda la familia acudió al encuentro para ver al matrimonio declararse amor una vez más.

Sebastián Abudoj, seremi de Vivienda y Urbanismo, se mostró emocionado por la elección tomada por el matrimonio.

“Nos llena de emoción que nuestro Parque Metropolitano Cerro Caracol sea el escenario que José y Flor eligieron para renovar sus votos. Qué mejor que este lugar hermoso, acompañados de la familia que han construido ambos. Esto es un punto de inicio para que el Cerro Caracol sea un espacio cada vez más amplio, no solo para la música, las terapias energéticas o el deporte, ahora también puede ser el entorno adecuado para sellar el amor de una pareja o ratificarlo como han hecho hoy Flor y José”, indicó.

Una vez que terminó la ceremonia, José y Flor procedieron a bailar un vals con El Danubio Azul de Johan Strauss de fondo. Tal como suele ocurrir, la pareja bailó con los invitados y, posteriormente, la feliz novia arrojó el ramo de flores al aire.

Cargando más noticias...