Cerrar Publicidad (10s)

os pacientes mayores de 65 años superan el 63% en la red del SS Concepción y, obviamente, su atención y hospitalización se concentra mayoritariamente en el Hospital Guillermo Grant Benavente, el recinto más importante de la región del Biobío. Por tanto, es vital mejorar sus prestaciones con estimulación cognitiva geriátrica para evitar la pérdida de funcionalidad.

De ahí la importancia de la iniciativa que implementó el servicio de Medicina Interna para prevenir el delirium, un cuadro de confusión mental aguda, según la geriatra Paulina Vergara.

“Si un paciente es autovalente queremos que no pierda esa condición y su independencia durante su hospitalización”, explicó.

"Aplican una valoración geriátrica y así sabemos cómo funcionan, qué tan independientes son, si tiene demencia o algún diagnóstico que determine un mayor riesgo de delirium”, dijo la profesional que destacó el compromiso de todo el personal clínico y de apoyo que se sumó a esta idea.

Chequeada la condición del paciente, se le coloca un calendario en su cama que ayuda a la reorientación de la realidad, escuchan música y se les entrega material didáctico para su estimulación diaria como sopas de letras o mandalas para pintar.

“En mayo comenzamos con este plan piloto y ha sido una experiencia sumamente satisfactoria. De hecho, hay otros servicios del hospital que lo han replicado como Neurología y el Hospital Modular”, comentó Romina Retamal, enfermera supervisora de Medicina Mujeres.

Por lo anterior, el equipo inició una campaña de recolección de material didáctico para asegurar que todos los pacientes accedan a una estimulación cognitiva.

“Necesitamos lápices de colores, gomas de borrar, sacapunta, libros de mandalas, libros y sopas de letras”. Los aportes se entregan en la secretaría del Servicio de Medicina en el 3er. piso del Edificio Monoblock.

Cargando más noticias...