Cerrar Publicidad (10s)

La inmunoterapia es uno de los tratamientos contra el cáncer más aplaudidos por su enfoque innovador dirigido a fortalecer el sistema inmunitario.

Pese a los importantes avances médicos suscitados en las últimas décadas, el cáncer sigue siendo una enfermedad difícil de abordar. No todas las personas responden bien a los tratamientos existentes, mientras que en otros casos los beneficios no impiden la reincidencia.

Sin embargo, la inmunoterapia aparece como una opción que puede mejorar la supervivencia de los pacientes, incluso en etapas avanzadas de la enfermedad. A continuación explicamos en qué consiste.

Así funciona nuestro sistema inmunológico

Hoy en día muchas personas tienen una idea de cómo funciona nuestro sistema inmunitario y de la importancia de llevar un estilo de vida saludable para reducir el riesgo de infecciones y enfermedades como el cáncer. A propósito de ello, para comprender de lleno la dinámica de la inmunoterapia, es necesario repasar algunos fundamentos inmunitarios básicos. Nuestro cuerpo cuenta con una vasta línea de defensa que reacciona ante la exposición a un agente patógeno, e incluso cuando tenemos lesiones. El sistema inmunológico consta de órganos, células especializadas y sustancias químicas que se encargan de protegerlo. Las células y las sustancias viajan a través del cuerpo como vigilantes en busca de cualquier anomalía para intentar solventarla. Y aunque por lo general su función destaca frente a los invasores, también pueden proteger contra el cáncer. Y es que durante su recorrido, las células hacen un barrido y recuento de sustancias para confirmar que todo está en orden. Cualquiera que no esté en la lista, genera una respuesta de alarma que activa mecanismos adicionales de ataque y defensa

¿Cómo se produce el cáncer?

Sin embargo, no somos perfectos, y puede ocurrir uno que otro error en el proceso. Las células cancerígenas son como ángeles caídos; no llegan del exterior, sino que surgen de células normales que se alteran y comienzan a reproducirse de manera descontrolada. Es por ello que resulta tan difícil detectarlas. Sería lógico pensar que las personas con mayor riesgo de desarrollar cáncer son aquellas con sistemas inmunológicos debilitados, y puede que haya algo de cierto en ello. Sin embargo, muchas personas saludables también llegan a padecer la enfermedad. Las causas en realidad involucran una serie de factores muy complejos. Entonces el cáncer puede iniciar si las células cancerosas pasan desapercibidas frente a las células inmunitarias; pero también si, tras identificarlas, la respuesta resultante no fuera lo suficientemente fuerte como para destruirlas. Además, estas células nocivas tienen mecanismos que les permiten hacerse aún más invisibles ante las defensas naturales. Conscientes de ello, los investigadores han apostado por fortalecer el sistema inmunológico para hacerlo capaz de luchar contra el cáncer, un tratamiento conocido como inmunoterapia.

¿Qué es la inmunoterapia?

La inmunoterapia es una estrategia médica que surge de una premisa simple: fortalecer las propias defensas del cuerpo para que estas puedan hacer su trabajo contra las células cancerosas. Dentro del entorno clínico, se clasifica como una terapia biológica.

¿Qué diferencia la inmunoterapia de otros tratamientos contra el cáncer?

En la actualidad, existen diferentes formas de abordar el cáncer, como la quimioterapia, la radioterapia y la terapia dirigida. Cada una de ellas hace su aporte a la lucha de manera particular y se aplica en función de diferentes criterios médicos. La quimioterapia consiste en el uso de fármacos para matar células que se multiplican rápidamente, ya sean células tumorales o sanas. La radioterapia consiste en aplicar rayos X de alta energía a una región específica del cuerpo para destruir las células tumorales. Mientras que la terapia dirigida consiste en aplicar fármacos que interfieren con las moléculas que favorecen el crecimiento y la propagación del cáncer. Sin embargo, la inmunoterapia ofrece un enfoque totalmente diferente. Su objetivo es restaurar la capacidad del sistema inmune para encontrar y destruir las células cancerígenas.

¿Se puede combinar la inmunoterapia con otros tratamientos para el cáncer?

Una pregunta frecuente respecto a este tema radica en la posibilidad de usar la inmunoterapia de manera simultánea o en combinación con otros tratamientos contra el cáncer. En conclusión, la inmunoterapia es una estrategia innovadora que promete mejorar el pronóstico de muchos pacientes, y en especial, a los resistentes a otros tratamientos.

Atención exclusiva domiciliaria al paciente oncológico | Reserve hora Exclusivo Whatsapp /  : +56947711179 +56954015631 web ReCell.cl.

Cargando más noticias...