Cerrar Publicidad (10s)

Este viernes se realizó el plenario de cierre de la Convención Constitucional en la Región del Biobío. Un hito histórico que marca la descentralización del organismo. Fueron cuatro días de sesión, el funcionamiento de siete comisiones, actividades oficiales en dieciséis comunas y más de noventa audiencias realizadas.

La jornada de clausura estuvo centrada en la presentación de los informes de sesiones y cabildos ciudadanos realizados por las siete comisiones del órgano constituyente.

En la instancia, el gobernador regional, Rodrigo Díaz, realizó un discurso, en el que abordó diversos temas, valorando la posibilidad de que las autoridades conocieran la realidad de la Región.

Lee también: “Piscina estaba cerrada”: Hotel Pettra niega carrete de convencionales en Concepción

“Me quedo con que hemos podido hacer una presentación bastante completa de lo que son las experiencias y realidades que vive esta región. El día de la inauguración, pudimos observar a la doctora Verónica Delgado en una presentación maciza, brillante, donde nos planteaba los problemas del agua. Escuchamos a un joven dirigente de Trapa-Trapa sobre el problema del pueblo pehuenche y también cómo Solange Echepare nos planteaba otra posición. Esa es una realidad presente en la Región del Biobío y ambas debemos resolverlas”, dijo.

Respecto a este tema, añadió que “si no nos preocupamos de entender de que aquí somos muchas naciones en este territorio y no lo reconocemos, vamos a seguir generando inestabilidad, dolor y sufrimiento, y no puede ser echando a la gente que ha vivido por generaciones en ese sector”.

Sobre su participación en la comisión de Sistema Político (Talcahuano) y en la de Forma de Estado (Los Ángeles), Díaz comentó que sus intervenciones se basaron en un tema que definió como crucial. “Estamos convencidos que, si no hay descentralización en el país y dentro de las regiones, no nos va a ir bien. Vamos a hacer un intento hermoso, romántico, pero ineficaz”, criticó.

Sobre el trabajo de los convencionales constituyentes, el Gobernador manifestó su total respaldo. “Quiero que sepan que cuando intentamos acercarnos a ustedes, a su mesa directiva, poniéndonos al servicio para que pudieran asistir a la región, lo hicimos desde la firme esperanza democrática que podríamos ayudar al proceso de diálogo con el país”.

“No podemos – subrayó - fracasar en este intento. No tenemos derecho a defraudar a nuestra ciudadanía y no podemos volver al estado anterior a la elección y constitución de ustedes. Con toda la humildad del mundo, les suplico los mayores esfuerzos para construir una Constitución donde nadie se sienta fuera de ella”, concluyó.

"Despliegue inédito"

El vicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa, aseguró que la visita del órgano en el Biobío se trató de un "despliegue inédito".

"Nunca antes un órgano así de importante, así de grande, así de representativo se había trasladado íntegramente fuera del centro, a realizar trabajo regular, trabajo dinámico. No vinimos en una visita protocolar, vinimos en clave constituyente, vinimos a sesionar, vinimos a trabajar y estamos muy contentos y muy contentas de haber posido realizar ese despliegue", dijo Bassa.

"Un despliegue por todas las provincias de la Región. Un despliegue por 16 comunas de la Región, que fueron en las que estuvimos. Recibimos cientos de audiencias, participaron más de 100 organizaciones sociales en este despliegue. Todo eso como muestra del compromiso que esta Convención Constitucional tiene; con la participación ciudadana; con la transformación social; y con cumplir el mandato que tenemos de redactar un proyecto de nueva constitución", complementó.

El Vicepresidente de la Convención agregó que retornan a la Región Metropolitana con la convicción de seguir trabajando en los diálogos interterritoriales, interculturales e intergeneracionales "que nos van a permitir construir un país más justo, más equitativo y más igualitario", concluyó.

Cargando más noticias...