Cerrar Publicidad (10s)

El Gobierno, a través del ministerio de Agricultura, comenzó la entrega de insumos para agricultores, en el marco de la declaración de emergencia agrícola por escasez hídrica para la Región del Biobío.  

La primera distribución de materiales fue destinada a la Asociación de Canalistas del Canal Biobío-Negrete, quienes recibieron 31 tubos de conducción de agua para riego. Posteriormente, la misma cantidad de cañerías fue asignada a la Asociación de Canalistas Duqueco Cuel, en Los Ángeles. 

Ambas ceremonias estuvieron encabezadas por el Subsecretario de Agricultura, José Ignacio Pinochet, quien destacó “en el marco del plan que estamos desarrollando para 8 regiones del país consideradas en la declaración Emergencia Agrícola, Biobío tendrá una inversión de casi $1.000 millones en bonos, estanques, materiales y en este caso tuberías de gran calidad para el revestimiento de canales. Este apoyo es sólo destinado a pequeños usuarios no INDAP, ya que paralelamente se está impulsando a esos usuarios”.   

Dentro de este fondo regional para enfrentar la escasez hídrica, también se entregarán estanques de acumulación, tubos de conducción, rollos de geomembrana, fertilizantes, alimento ganadero y suplemento apícola. 

El delegado presidencial provincial de Biobío, Ignacio Fica, valoró que “estamos destacando esta importante herramienta, como es el decreto de emergencia agrícola, para entregar ayuda y apoyo eficaz ante el déficit hídrico que vive la región y nuestra provincia, donde se desarrolla el 90% de la agricultura a nivel regional”.  

 “Actualmente, estamos en proceso de coordinación con los municipios de la región con el fin de validar la información existente en la Seremi referente a los rubros ganadero y apícola, además del levantamiento de antecedentes relacionados a los rubros hortalizas, papas y viñas de los usuarios no INDAP de las diferentes comunas”, apuntó el seremi de Agricultura, Francisco Lagos.  

El gerente de la Asociación de Canalistas del Canal Biobío Negrete y presidente de la Junta de Vigilancia del Río Biobío, Juan Vallejos, destacó que “esta ayuda que recibimos del gobierno va en la dirección correcta. Nuestra asociación, conformada por cerca de 800 socios, permitirá evitar pérdidas de agua y regar una superficie estimada en 10.000 hectáreas”.   

Actualmente, hay 226 comunas de Chile bajo emergencia agrícola por déficit hídrico, entrega que se enmarca en la Plan Sequía, que fue anunciado por el Presidente Sebastián Piñera y que ya se está concretando gracias a un trabajo coordinado entre distintos actores en 9 regiones del país.  

Cargando más noticias...