Cerrar Publicidad (10s)

Una mujer, a quien se le identificó como María Antonia Gauna, pasó 12 años en prisión. Se lo condenó a prisión perpetua tras ser acusada de haber asesinado a su esposo, en Santa Fe, Argentina.

Sin embargo, se comprobó que es inocente y recibirá una millonaria indemnización, equivalente a 7 millones de pesos argentinos (casi 60 millones de pesos chilenos) por daños y perjuicios, consignó TN.

Según dató el medio citado, la historia empezó en el 2008, cuando se le condenó a presidio perpetuo por el crimen de su marido, Omar Bartorelli. La mujer reclamó su inocencia hasta que la Corte Suprema revisó su caso en 2016.

Tras los informes médicos, se comprobó la inocencia de la mujer. A raíz de ello, instruyó a que su abogado busque la forma que le permita volver a su casa, recuperar sus bienes y que se le reconozca como heredera de su esposo.

Asimismo, se precisó que el Tribunal dictaminó que el Estado provincial deberá indemnizar por daños y perjuicios a Gauna.

Lee también: Sujeto recolectó dinero para tratar cáncer de su hijo: Lo gastó para comprar una casa

En ese contexto, el Tribunal indicó que a la mujer se le privó "de su libertad a consecuencia de resoluciones judiciales, siendo absuelta casi doce años después por encontrarla la Corte Suprema de Justicia inocente del delito por la que se le condenó".

El asesinato de Omar Bartorelli, el esposo de María Antonia Gauna, ocurrió en febrero del 2005, cuando la pareja retornaba a su casa. Al sujeto se le encontró en el jardín con ocho puñaladas y a la mujer, en tanto, malherida e inconsciente.

Cuando salió de su coma, se le detuvo y se le llevó a prisión. En el 2008, como se dató antes, se le condenó a prisión perpetua por el delito de homicidio calificado.

10 años después, un médico demostró que los dos tendones cortados que tenía la mujer eran heridas que no se las pudo autoinflingir. Aquello terminó por demostrar su inocencia y que un tercero atacó a la pareja.

Cargando más noticias...