Cerrar Publicidad (10s)

Una mujer de Chiguayante estuvo a punto de perder su vivienda. Iba a ser rematada debido a una millonaria deuda que le cobró el banco, por un atraso en dividendos. Ella contó que, durante meses, vivió afectada por el peligro de que, junto a sus cuatro hijos y esposo, quedaran sin hogar. Sin embargo, recibió una ayuda que no imaginó y que, hasta el día de hoy la emociona y sorprende: De Sebastián Sichel quien, en ese entonces, era el presidente de Banco Estado.

Se trata de la historia de Fabiola Reyes, quien adquirió una vivienda en Chiguayante. “Lamentablemente, nos atrasamos con dividendos de nuestra casa. Mi marido en cesantía. Entonces, nos llegó un cobro desde el banco cercano al millón 200 mil pesos. Me acerqué dispuesta a pagar, pero allí me dijeron que lo que debía pagar, eran alrededor de 12 millones”, relató la mujer. Comentó que no podía creer lo que estaba viviendo. 

Explicó que el banco inició un proceso judicial y que su casa se iría a remate. Incluso acudió a un abogado, quien le explicó que “en la demanda había una cláusula. Me dijo que tenía que pagar. Volví al banco, pero no me escucharon. Pasamos una Navidad muy triste, llorábamos como familia porque íbamos a perder nuestra casa. Vivimos un año nuevo lleno de temor, al igual que en el verano.

Ayuda

Fabiola recordó que, tras el comienzo de la pandemia, “creí que deberíamos partir de cero. Había mucho dolor entre nuestros amigos y vecinos. Un día, mientras cocinaba, vi un ‘live’ en donde estaba el presidente de Banco Estado. Yo no conocía a Sebastián Sichel, pero por lo que yo estaba pasando, quise hablarle. En la transmisión los usuarios podíamos escribir. Jamás había comentado algo así, pero escribí que tenía un problema gigantesco”.

Añadió que “otros usuarios le ponían ‘lea a Fabiola’. En la transmisión, Sebastián pidió que le mandara un correo. Estaba sorprendida de que me leyera. Le escribí un mail donde expliqué mi situación. Le dije que yo estaba dispuesta a pagar lo atrasado, pero no el monto de 12 millones que me habían dado y que, de seguro habría aumentado por los costos judiciales”.

La Chiguayantina creyó que nada pasaría. “Pero al siguiente lunes, a las nueve de la mañana, me llamó por teléfono una señorita del banco. Me preguntaba si yo tenía casa o departamento. Luego me llamó un gerente de Banco Estado. Nos dijo que, por solicitud del presidente de su banco, Sebastián Sichel, la casa había sido sacada de cobranza. Ya no se iba a rematar”, detalló.

Agradecimiento

Cuando recibió aquella información, Fabiola puso el teléfono en altavoz para que su esposo también escuchara. Ambos lloraron, emocionados. “Nos salvó, tomándonos en cuenta. Cambió la política del banco. Le conté sobre Sichel a mis cercanos y nadie podía creer la tremenda ayuda que nos había dado a nosotros, unos desconocidos y de forma desinteresada. Gracias a él, nuestros dividendos quedaron reprogramados”, indicó.

Junto a su esposo, la oriunda de Chiguayante tiene un emprendimiento en la venta de pescados y mariscos. Un día, Sebastián Sichel se encontraba en Concepción. Ambos se comunicaron nuevamente y él la visitó para almorzar con su familia. Ella, le mostró la casa que él le salvó. “Me gustaría que todos supieran el corazón que tiene este hombre. Me prometió que volverá a un almuerzo con nuestra familia cuando sea Presidente. Y yo le creo”.

Cargando más noticias...