Cerrar Publicidad (10s)

El Colegio Químico Farmacéutico y Bioquímico catalogó como "vergonzoso y decepcionante" una nueva falla en anticonceptivos que apunta a las pastillas Ciclomex 20 Lote D210-320, de la farmacéutica estadounidense Abbott.

Según el Colegio Farmacéutico “resulta impresentable que, a un año de detectarse la falla en el envasado de otro anticonceptivo oral; con el devenir de las graves consecuencias para las usuarias, ni laboratorios fabricantes ni el Instituto de Salud Pública (ISP) hayan corregido los procesos de control de calidad y continúen exponiendo a mujeres sin haber reforzado sus procedimientos con orientación a garantizar la seguridad de las pacientes; vulnerando así gravemente, sus derechos sexuales y reproductivos.”

Recordemos que hace casi un año, el SERNAC advirtió sobre el laboratorio Andrómaco S.A. y la falla de las pastillas anticonceptivas Minigest-15 y Minigest-20. En agosto del mismo año, muchas mujeres presentaron denuncias contra el laboratorio Silesia S.A. y Andrómaco S.A, por pastillas anticonceptivas Anulette CD defectuosas. Algo parecido con lo que pasó con el anticonceptivo Conti-Marvelon 20 del laboratorio Eurofarma.

Además cataloga la anterior multa del ISP al laboratorio Silesia S.A. como irrisoria ante la dimensión del daño causado a las mujeres involucradas. Agregó también, que esta acción no generó mejoras en los distintos procesos de control de calidad.

“Demuestra la ineficacia de fabricantes, reguladores y fiscalizadores”, expone. Mencionando que el Estado no se ha hecho presente en el soporte y sostén de las víctimas y que tampoco ha entregado respuestas concretas respecto al tema.

Lee también: ISP niega haber recibido denuncias tras fallas en anticonceptivos

Los representantes del Colegio consideran que “el Estado también debe involucrarse ejerciendo acciones legales en contra del laboratorio y defendiendo a estas mujeres vulneradas y a sus hijos. Las consecuencias de este tema son muy complejas, porque asumir una maternidad, usando un método anticonceptivo para la planificación familiar, no debe quedar impune.”

En el documento se señala y se cataloga como una gestión deficiente tanto al laboratorio Abbott, como la entidad reguladora y estatal de esta irresponsabilidad. Extendiendo la brecha entre la política pública nacional con respecto a la salud reproductiva y sexual; señalando también, la inexistente empatía con las usuarias de anticonceptivos. Y que estos factores debilitan la confianza de la población y la seguridad de los pacientes.

Cargando más noticias...