Cerrar Publicidad (10s)
El Espejismo de la Casa Propia para la Clase Media
Fotografía: Contexto

El Espejismo de la Casa Propia para la Clase Media

11/11/2021 14:34
2M, 42S

Érase pleno agosto del año 2019. Un entusiasmado joven ejecutivo, vestido de chaqueta formal color azulina, bailaba en un verdadero éxtasis de felicidad. En su mano izquierda tomaba fuertemente un bolso que agitaba al ritmo de la música en una sincronía que contagiaba “buena onda”.

Lo anterior, era parte de la publicidad emitida por el banco Santander para promocionar su crédito hipotecario que financiaba un 90% del monto a un plazo de -lea detenidamente- ¡40 años! Era el llamado “crédito millenial” del Santander. Por otro lado, en la misma fecha, el Banco Estado ofrecía créditos con tasas hipotecarias de 1.9%, sencillamente espectacular.

De eso, ya han pasado 2 años. Lamentablemente, las condiciones han empeorado de manera dramática. El presidente del Banco Central, Mario Marcel, en la presentación del Informe de Estabilidad Financiera (IEF) que expuso ante la comisión de hacienda del Senado, mencionó el grave retroceso ocurrido en los créditos hipotecarios, donde los plazos y la proporción del pie exigido han retrocedido a niveles observados hace 20 años atrás.

De hecho, el desistimiento de los créditos hipotecarios ha experimentado un alza significativa el último tiempo debido a las nuevas condiciones: plazos máximos a 20 años y tasas superiores a 5%.

Adivine, ¿quien paga los platos rotos?

Sí. La clase media. Las nuevas condiciones hipotecarias obligan a elevar las exigencias de renta y situación económica, haciendo cada vez más difícil que las personas de clase media y media-baja puedan cumplir el tan anhelado sueño de la casa propia. En particular, si Usted paga actualmente un crédito hipotecario de $380.000, con un alza de 2% en la tasa de interés y en la inflación, tendría que pagar aproximadamente la suma de $470.000. Es decir, sería $90.000 mensuales más pobre.

Uno de los principales motivos que explican este negativo escenario es el retiro de los fondos de las AFP. Tal como se pronosticó, esta medida está provocando efectos no deseados en la población traducidos principalmente en inflación y en la profundidad del sistema financiero; lo que, a su vez, afecta el mercado hipotecario -Usted podrá, legítimamente, pensar que era la única medida que quedaba ante la criticada ayuda del gobierno, pero existían alternativas más baratas y menos nocivas sobre la mesa -.

Lee también: Ser y sentirse “Chorero”

Ha sido la clase política que ha hipotecado el sueño de la casa propia en base a medidas populistas y proyectos de ley irresponsables que buscan el aplauso fácil. Una receta que usó nuestra vecina Argentina, país donde insólitamente se sortean las personas que pueden optar a un crédito hipotecario a través del programa Procrear.

Para volver a experimentar las favorables condiciones anteriores y darle la oportunidad a nuestra clase media de optar a la vivienda propia, debemos retomar la fortaleza de nuestras condiciones macroeconómicas. Sencillamente, no existe otra mejor medida para ofrecer dignidad a nuestra tan relegada clase media.

Las opiniones vertidas en esta sección son de exclusiva responsabilidad de quien las emite y no representan necesariamente el pensamiento de www.sabes.cl El Diario Digital del Gran Concepción.

Cargando más noticias...