Cerrar Publicidad (10s)

El Consejo Regional -Core- del Biobío aprobó más de $1.800 millones para la reposición de la Escuela Especial F-451 ubicada en Tomé.

Este hecho marca un momento importante para los colaboradores de la escuela y estudiantes que por años han tenido que trabajar y estudiar en condiciones precarias.

La presidenta del Centro General de Padres de la Escuela Especial de Tomé, Lidia Suazo, señaló que “estábamos esperando esta noticia, porque es necesario tener una escuela con una estructura con los requerimientos educativos para nuestros niños; pues siempre estaban en lugares de condiciones muy precarias faltando a la dignidad de los niños”.

Lee también: Región del Biobío vuelve a superar los 300 casos diarios de Covid-19 | Sabes

Además, se manifestó contenta por la medida. “Estamos felices porque tendrán su escuela propia e incluso con eso poder postular a otros proyectos para normalizar y ejecutar talleres y desarrollar las habilidades que tengan”.

El nuevo edificio contará con un piso, más de mil metros cuadrados, con aulas para el nivel básico y laboral. Esto podrá subsanar el problema de hacinamiento que vivían los trabajadores y estudiantes del lugar.

La alcaldesa de Tomé, Ivonne Rivas, también se mostró feliz por la noticia, agradeciendo a las autoridades que se vieron involucrados en la aprobación. “Quiero agradecer el respaldo que nos ha entregado el Gobernador Regional y los consejeros y consejeras regionales por el financiamiento para la escuela especial de Tomé”.

Etiquetas:
Cargando más noticias...