Cerrar Publicidad (10s)

Tres menores de edad llegaron con graves quemaduras a un Hospital de Sidney, Australia, tras intentar recrear uno de los desafíos de "El Juego del Calamar".

Los pequeños trataron de elaborar galletas de azúcar, un dulce tradicional surcoreano que es mostrado en la popular serie de Netflix.

De hecho, fue el Hospital Infantil de Westmead quien alertó de estos hechos, solicitando a los padres que presten atención al contenido que ven sus hijos.

"No queremos disuadir a los adolescentes de cocinar, es una actividad divertida. Pero queremos asegurarnos de que lo hagan de forma segura, especialmente al manipular líquidos calientes. Esto significa cocinar con la supervisión o la ayuda de un adulto”, dijo el doctor Erik La Hei, director interino de la Unidad de Quemados.

"Provoca quemaduras profundas y graves"

Asimismo, el especialista advirtió sobre los riesgos que tiene la preparación de este particular galleta.

"El azúcar se derrite a una temperatura superior a la necesaria para hervir el agua, por lo que la mezcla de toffee en forma de panal es más caliente y ‘pegajosa’. Si la mezcla se derrama o se manipula mientras aún está caliente, el mayor calor y el mayor tiempo de contacto provocan quemaduras más profundas y graves", señaló.

Sumado a esto, explicó que es "absolutamente vital que si ocurre un accidente como este, los padres y los adolescentes sepan los pasos correctos de primeros auxilios para tomar y ejecutar el área quemada bajo agua corriente fría durante al menos 20 minutos tan pronto como sea posible".

Tras intentar la preparación, un menor identificado como Aide de 14 años fue quien resultó con mayores lesiones. El niño sufrió profundas quemaduras en la mano y en la pierna cuando manipulaba la galleta.

Pese a que se está recuperando, deberá permanecer en tratamiento hasta el próximo año.

"Han sido unas semanas difíciles con visitas regulares al hospital para cambiar los vendajes y controlar las quemaduras de Aiden", dijo el médico.

"Afortunadamente, sus quemaduras se están curando bien por sí solas, pero queda un largo viaje por delante", cerró.

Cargando más noticias...