Cerrar Publicidad (10s)

Un pastor brasileño, a quien se le identificó como Huber Carlos Rodrigues, prometió que resucitaría al tercer día tras morir por Covid-19. En las puertas de la funeraria, una multitud de feligreses esperaron a que ocurriera. Sin embargo, no hubo resurrección.

El hecho ocurrió en la ciudad de Goiatuba, en el estado de Goiás. Según consignó Semana, fue en el 2008 cuando Rodrigues dejó escrito un breve documento tras recibir “divinas revelaciones". En el texto puso que una vez muerto resucitaría a los tres días.

Inclusive el pastor llegó a incluir la hora exacta en que volvería a la vida. Dató las 11:30 de la noche y redactó lo siguiente: "Mi integridad física tiene que ser totalmente preservada, ya que estaré tres días muerto y al tercer día, resucitaré".

Lee también: Joven murió desangrada tras ser atacada por perros: Trató de pedir auxilio

Acorde a lo que informó el medio RT, el pastor murió a causa del Covid-19 y una multitud esperó a que resucitara en las afueras de la funeraria por tres días.

De hecho, las autoridades de Vigilancia Sanitaria presionaron a que la gente lo sepultara. No obstante, ellos decidieron esperar los tres días y a fin de preservar el cuerpo, lo mantuvieron en una cámara frigorífica.

Según consignó El Comercio, Ana María de Oliveira Rodrigues, pareja del pastor, confiaba en que resucitaría. Por esa razón es que impidió que le sepultaran y aseguró que no le importan los comentarios. Es más, señaló que el cadáver de su esposo estaba intacto.

"Dios sabe lo que está haciendo, mi fe no se ha tambaleado, al contrario, se ha reavivado. Estoy con la conciencia tranquila de haber respondido a una petición de mi esposo, que tanto bien ha hecho por esta comunidad", fue lo que declaró la viuda, recogió G1.

En redes sociales se difundieron varios videos, donde se ve a un grupo de fieles esperando la resurrección con música y cánticos.

Cargando más noticias...