Cerrar Publicidad (10s)

Una joven de 23 años, a quien se le identificó como Florencia Elizabeth Ledesma, salió a correr a un terreno descampado en Albardón, San Juan, Argentina. Y fue atacada brutalmente por una jauría de perros.

Tras ello, llamó a su familia y su hermano fue a su auxilio. Sin embargo, la joven ya estaba inconsciente cuando llegó al lugar, consignó Diario de Cuyo.

Según datan los hechos, la joven salió a correr cerca de las 19:00 horas como parte de su rutina de entrenamiento. Dicho recorrido arrancó por una calle cercaba a su casa y se interrumpió cuando un grupo de al menos siete perros -aparentemente sin dueño- le atacó en manada.

La mujer trató de escapar del ataque. Sin embargo, los animales la siguieron, mordiéndole las piernas y los brazos. Ella logró -por un instante- resguardarse entre los montes que había en la zona.

En medio del ataque, Florencia llamó por teléfono a su hermano -que es policía- para que le ayude. Él fue de inmediato en búsqueda de su hermana y cuando llegó, la encontró inconsciente a raíz de la sangre que había perdido. A ello se suma que los perros seguían mordiéndole.

El hermano lo que hizo fue sacar su arma y efectuó unos disparos para espantar a los animales. Cuando logró identificarla, la joven "ya no podía ni hablar" y se llamó a emergencias para solicitar ayuda. Tras ello, se le trasladó al hospital, pero luego de 40 minutos de reanimación, se constató su fallecimiento.

Te puede interesar: Hombre se lanzó a lago para huir de abejas y murió atacado por pirañas

La joven hizo dos llamados de auxilio para alertar el ataque

La tía de la joven, Rosa Ledesma, contó a Cadena 3 que Florencia hizo dos llamados de auxilio para advertir el ataque. "Llamó dos veces a mi casa. Dijo que la estaban comiendo los perros y luego cortó", comentó.

En ese sentido, agregó que "después lo llamó al hermano. 'Vení Enzo que me están comiendo los perros', le dijo. Él se vino del trabajo, porque es policía y bombero".

"Cuando el hermano la encontró, los perros lo encararon. Él sacó la pistola y les pegó unos tiros porque sino se lo comían también", comentó.

En relación al ataque que sufrió la joven, la tía declaró que "le habían comido las piernas, se le veía el hueso" y aseguró que "la ambulancia no llegó a tiempo porque estaban muy lejos".

Finalmente, Rosa Ledesma apuntó a que "cuando algún perro muerde a alguien no es de nadie, nadie se hace cargo".

Cargando más noticias...