Cerrar Publicidad (10s)

El Tribunal Ambiental de Valdivia revocó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto Terminal Marítimo GNL Talcahuano. Esto tras recoger cinco reclamaciones contra el plan, por lo que decretó su ilegalidad.

Dentro de los argumentos, está que no se consideró la observación ciudadana, ni la consulta de participación indígena (PCI). Además, las comunas de Tomé y Penco quedaron excluidas del Proceso de Participación Ciudadana (PAC), y tampoco se entregaron los antecedentes sobre los efectos adversos que podría enfrentar la fauna.

Cabe mencionar que se trata de un proyecto que estaría ubicado en el sector de Isla de Los Reyes, en Talcahuano. Y permitiría el regreso del gas natural a la zona sur del país.

El fallo

En primer lugar, la sentencia señala sobre Penco y Tomé que "la autoridad administrativa tiene el deber de crear las condiciones que posibiliten la participación de la comunidad en la evaluación ambiental, especialmente de las organizaciones locales y personas que se verán potencialmente afectadas".

Asimismo, respecto a la Consulta Indígena, la autoridad debió prever si los impactos de este proyecto serían en lugares con presencia de grupos humanos pertenecientes a los pueblos indígenas, específicamente a la Asociación Wepu Repü. Esto porque verían afectadas sus tierras con un gasoducto.

"Dicha circunstancia si bien no denota, por sí sola, una alteración al sustento económico o supuesto uso tradicional del recurso, sí permite concluir que el impacto se produce en un lugar con presencia de grupos humanos pertenecientes a los pueblos indígenas", dice el fallo.

Finalmente, sobre los peligros que tendría la fauna, señala que "no puede estimarse que las observaciones vinculadas a los efectos del ruido respecto de la fauna del humedal (Rocuant-Andalién) se encuentren debidamente consideradas dado que se carece de información para establecer la diferencia del ruido en un escenario con proyecto y sin proyecto en los lugares que sirven de alimentación, nidificación y reproducción de las especies que habitan el humedal".

Al respecto, entregó más detalles el abogado de la ONG ambientalista Comité Nacional Pro Defensa de la Flora y Fauna, además del Sindicato de Pescadores Artesanales de Coliumo, Remberto Valdés.

"Esto significa que la compañía debe solicitar a las autoridades ambientales correspondientes que se subsanen todas las observaciones que realizaron durante el proceso de participación ciudadana", indicó.

"Tendremos derecho evidentemente, en representación de nuestros mandantes a hacer nuevas observaciones que surjan de esos nuevos antecedentes, por lo tanto el proyecto -por el momento- no puede concretarse porque ha sido invalidado", añadió.

Lee también: Biobío tendrá un Comité Asesor de Género compuesto por diez mujeres

Por su parte, el abogado de GNL Talcahuano, Mario Rojas, detalló que el fallo "no impone ningún requisito que sea de carácter insubsanable para el proyecto, sino que todo lo contrario. De manera que tenemos que analizar los argumentos de los magistrados para saber si nos parecen correctos o incorrectos".

"Todos los aspectos que se plantean en el fallo en aquellas secciones que en que no se le da razón a GNL son aspectos extremadamente técnicos. De manera que nosotros nos reservamos el tiempo para canalizarlo y tomar la decisión que corresponda. Lo relevante es que no hay ningún aspecto que inviabilice el proyecto de ninguna manera", agregó.

Cargando más noticias...