Cerrar Publicidad (10s)

En línea con la Certificación Ambiental con Nivel Excelencia que posee desde 2015, el Colegio Almondale Lomas se trazó un desafío en 2019: instalar una planta de generación eléctrica en base a paneles solares. Se encargó un estudio de factibilidad técnica y económica, luego se licitó el proyecto y, finalmente, la construcción fue adjudicada a la empresa local TeslaEnergy. 

A dos años de la apuesta, los resultados están a la vista. Por un lado, se ha logrado reducir 84,1 toneladas de emisiones de dióxido de carbono (CO2), lo que equivale a 2.511 árboles plantados. Por otro, hoy el 65% de la electricidad que consumen los edificios del establecimiento educacional proviene de esta planta fotovoltaica.

Esto se traduce en un ahorro de 15,6 millones de pesos desde marzo de 2020, los que se están empleando en aplicar mejoras en el proyecto educativo. A futuro se proyecta reconvertir el sistema de calefacción del establecimiento de gas natural a electricidad.

“Colocamos 204 paneles solares fotovoltaicos en los techos de los edificios, con una capacidad instalada de 66,3 kWp; y habilitamos un nuevo medidor inteligente bidireccional", explica el gerente de Colegios Almondale y magister en Hábitat Sustentable y Eficiencia Energética, Ismael Palacios.

"Pusimos dos inversores y 102 optimizadores solares de última tecnología, además de un sistema de monitoreo en línea que permite diagnosticar el estado de la planta y ver la producción solar, el autoconsumo, la inyección a la red, el ahorro de dinero y de emisiones de CO2 equivalentes”, agregó Palacios.

El costo de construcción de la planta fue de $44,8 millones, a los que se suman $12,7 millones por el diseño y la ingeniería de detalle.

Cargando más noticias...