Cerrar Publicidad (10s)

Durante la sesión N.º 34 de la Convención Constitucional, la constituyente del distrito 20 Amaya Alvez, se mostró notoriamente emocionada tras hablar del histórico proceso que desarrollan.

Tras posicionarse en el podio, comenzó diciendo: "Hablamos desde el lugar que ocupamos en el mundo, por ellos, creo que debemos abrirnos a escuchar. A aprender de la participación popular, que logrará transmitir todas las experiencias y demandas que nosotras como constituyentes desconocemos".

"Las constituciones son procesos, y el derecho es un producto de la cultura. Por ello, debemos transmitir a todas y a todos, la necesidad de apoyar la transformación cultural en las prácticas constitucionales en Chile", añadió.

En esa misma línea, y notoriamente emocionada, se refirió a su profesión y a su familia. "Soy profesora, a igual que mi abuela Julia y mi madre Berta. Enseño derecho, una disciplina excesivamente formal, cuyo parámetro es la racionalidad, nos han dicho y en ocasiones, se presenta como general y abstracta".

"No estoy de acuerdo, creo que el derecho constitucional es una construcción sociocultural que busca proteger bienes colectivos, y señalar márgenes para nuestra convivencia y que está plagando de emociones. Impacta vidas concretas y reales", agregó.

Lee también: Gobierno Regional y UdeC ponen a disposición dependencias para sesiones de la Convención en el Biobío

Finalmente, indicó que "me declaro alumna de este proceso constituyente, quiero aprender de mujeres, de los más diversos ámbitos territoriales. Mujeres valientes y esforzadas que han dejado atrás labores de cuidados que hacen la jornada extensa y techos de cristal, pero que han confluido en una constituyente que aspira genuinamente a ser feminista".

Cabe mencionar que tras emitir su emocionante discurso, fue ampliamente aplaudida por sus compañeros.

Cargando más noticias...