Cerrar Publicidad (10s)

Una mujer mató de un disparo a un hombre, llamado James Jones, de 29 años, por no querer besarla. Tras ello, se le detuvo sin derecho a fianza, en Illinois, Estados Unidos, luego de confesar que lo había asesinado porque se negó a darle un beso.

Acorde a lo reportado por medios locales y por la policía, el hecho ocurrió el pasado 14 de octubre. Se gestó en una vivienda en el condado de Cook.

A la acusada se le identificó como Claudia Resendiz-Flores, de 28 años y -aparentemente- se había mudado hace poco al vecindario junto con James Jones, de 29, y la pareja de este.

Según datan los antecedentes del hecho, mientras bebían alcohol, la mujer le pidió al sujeto que la besara. Sin embargo, él se negó y le pidió un beso a la novia. Aquello terminó por desatar los celos de la mujer.

Lee también: Bombero cargó tanque de gas en llamas al hombro para evitar explosión

A raíz de ello, comenzó a insistirle que la besara y como recibió otra negativa, tomó un arma -que se encontraba escondida en los cojines del sofá- y apuntó a James Jones.

Fue ahí cuando se gestó el forcejeo y Jones intentó bajarle el arma. No obstante, la mujer terminó por dispararle en el pecho, ocasionándole la muerte.

Posterior a ello, la novia de Jones llamó al servicio de emergencias y al llegar la policía, encontraron el arma homicida. Resendiz-Flores, en tanto, admitió que fue ella la responsable del ataque y se le arrestó, acusándole de asesinato en primer grado.

La audiencia se efectuó el sábado 16 de octubre y el juez John F. Lyke ordenó que Resendiz-Flores permanezca detenida y sin derecho a fianza.

De momento, está previsto que el martes siga el juicio y la defensora pública Courtney Smallwood negó que la acusada, quien está separada de su esposo y además tiene tres hijos, viviera con la pareja.

Cargando más noticias...