Cerrar Publicidad (10s)

Los pescadores industriales de la Región del Biobío alzaron nuevamente la voz, para que se modifique o derechamente se derogue la Ley de la Jibia. Los trabajadores de mar alegan que a dos años de la entrada en vigencia de la normativa, el balance es totalmente negativo, con desempleo y afectación de otros recursos de captura.

En esa línea, el gremio sostiene que la normativa también perjudicó a los pescadores artesanales, porque se cerraron las plantas de procesos y no tienen a quién venderle las jibias.

Ricardo Flores, presidente del Sindicato Interempresa de Naves de Arrastre, argumentó que más de 1.500 empleos se perdieron con la Ley de la Jibia, entre personal embarcado y mujeres de plantas. Asimismo, aseguró que la jibia depreda la merluza, situación que complica la extracción del principal recurso al que se dedican actualmente.

Lee también: Más de 900 militares se desplegaron en Macrozona Sur por estado de excepción

"Los artesanales no están trabajando la jibia. Nosotros los tripulantes quedamos cesantes. El sector pesquero industrial se ha comprimido de tal manera que a la fecha no se han creado nuevos puestos de empleo. Creemos que si esta ley no cumplió con el objetivo principal, lo que corresponde es enmendar ese error y darnos la posibilidad a que podamos volver al trabajo que hicimos durante mucho tiempo", sostuvo Flores.

"Nosotros queremos trabajar. Si nos dan la posibilidad de trabajar con la modificación de la ley, perfecto. Si es posible derogar esta ley, mucho mejor. Porque esta ley tal como está hoy día nos impide trabajar (...) La jibia no está siendo capturada hoy día, la jibia se come a la merluza; la merluza está en un estado de sobreexplotación, por lo tanto, le estamos haciendo un flaco favor a la conservación del recurso. Estamos dejando que la jibia, al no ser capturada, deprede a la merluza", agregó el dirigente.

El presidente del Sindicato Interempresa de Naves de Arrastre llamó a los líderes políticos a escuchar las voces de miles de trabajadores que quedaron cesantes y advirtió que continuarán con los emplazamientos para modificar o derogar la llamada Ley de la Jibia.

Opinión de pescadores artesanales

El Presidente del Directorio de Ferepa Biobío, Hugo Arancibia, quien es un fuerte opositor de la pesca de arrastre responsabilizó a las autoridades de la Subsecretaria de Pesca por el verdadero caos que vive el sector a nivel país, y en particular en el Biobío.

Arancibia hizo referencia a la aprobación de disposiciones legislativas que, según sostuvo, han generado grandes cambios en las técnicas de capturas de recursos como la Jibia; y además dijo que plantean eliminar el arrastre para la merluza sobre criterios que adolecen de respaldo científico del estado de las pesquerías como mínimo.

"Veo una falta de un análisis científico, medioambiental, técnico y social, y que hoy, ha generado negativas reacciones del sector industrial que ha suspendido actividades productivas que le eran propia, como el procesamiento de recursos con valor agregado; fuentes de trabajo; de ingreso de divisas por sus exportaciones y fuente de trabajo también de los artesanales en el abastecimiento de recursos", precisó Arancibia.

El timonel de la histórica Federación, hoy alza su voz y llama a la reacción de las autoridades, ante la cesantía en el sector.

"Nosotros estamos en contra del arrastre en todas sus formas, pero eso no significa que nos ceguemos y no visualicemos el daño que genera al trabajo. Es por ello, que hemos llamado a las autoridades sectoriales a que fijen plazo, mínimo de hasta dos años tras la promulgación de la Ley de Merluza (que se encuentra en trámite), para que puedan adecuarse a las nuevas políticas y además se hagan cargo de la cesantía que se está generando y apelen a los recursos que por Ley contempla la Plataforma Social inserta en la Ley de Pesca y Acuicultura que cuenta con financiamiento para ejecutar buenas acciones", expuso Hugo Arancibia.

Cargando más noticias...