Cerrar Publicidad (10s)

El líder de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, se refirió al Estado de Excepción Constitucional decretado por el Gobierno y aseguró en una entrevista con EFE que "la guerra no le conviene a nadie".

En esta línea, dijo que desde su grupo, tienen "disposición a establecer algún diálogo en búsqueda de una solución política a un nivel correspondiente porque tenemos razones de fondo".

"Existe un temor profundo a asumir este conflicto de una forma seria y la derecha lo reemplaza por la política del garrote", añadió.

"No tenemos nada que ver con terrorismo y narcotráfico"

Asimismo, se refirió a los dichos del Gobierno, que los cataloga constantemente como una organización terrorista.

"Esos son conceptos que se han acuñado desde el discurso oficial. En complicidad con los medios de comunicación al servicio de la derecha, que son precisamente controlados por los grupos económicos. Nosotros no tenemos nada que ver con acciones de terrorismo ni tampoco con narcotráfico, esa es una torpeza", indicó.

De hecho, afirmó que la principal intención de eso es "denostarnos, pretenden demonizar diciendo que la causa mapuche es terrorista. La CAM no ha matado absolutamente a nadie de las personas con las que tenemos confrontación".

Por el contrario, detalló que en la zona sufren con "forestales arrinconando comunidades, políticas extractivistas en demasía y una devastación del Wallmapu (territorio ancestral mapuche)".

"Nosotros nos vamos a encontrar nuevamente en el terreno, vamos a hacer la resistencia necesaria para afrontar todo lo que se venga", expresó.

Además, durante la entrevista que se realizó en dos predios "recuperados" a las forestales, Llaitul reconoció que existen grupos paramilitares mapuches en la zona.

"El paramilitarismo es una realidad que está presente en el conflicto. También se ha expresado en el último tiempo en la participación que tienen las forestales con comunidades mapuche, lamentablemente. Hay una suerte de paramilitarismo mapuche que está al servicio de las forestales. Y esa realidad es dolorosa decirla, pero existe", manifestó.

"La violencia política la asumimos como necesaria"

Bajo este contexto y consultado sobre las condiciones en las que se podría generar un diálogo para buscar soluciones, dijo que este debería ser con "garantías, donde tengan participación organismos internacionales que tengan una trayectoria en velar por los derechos humanos y por la lucha de los pueblos originarios".

"Ya sea ligados a la ONU u organismos dependientes de Estados que tengan ciertos compromisos con esos valores y principios establecidos en la declaración universal de DD.HH inclusive", agregó.

Finalmente, se refirió a la reivindicación de la violencia política para la recuperación de tierras mapuches, la que catalogó de "necesaria".

"La asumimos como absolutamente necesaria a la hora de confrontar un sistema de opresión que nos arremete también en un plano de violencia política. No solo a la hora de las persecuciones o la criminalización sino a nivel estructural a la hora de la negación de derechos", cerró.

Cargando más noticias...