Cerrar Publicidad (10s)

La oposición presentó la acusación constitucional contra Sebastián Piñera. Ello a raíz de lo revelado en Pandora Papers, argumentando que se trata de una falta a la probidad y a la honra de la nación. Dos académicas del Biobío analizaron los efectos políticos que traería.

La académica de la Universidad del Biobío y experta en marketing político, Paulina Pinchart, analizó -de primera instancia- lo que significa esta acusación constitucional contra el mandatario.

Al respecto, señaló que los contrincantes en este caso saben que la situación que gira en torno a Piñera por la minera Dominga "lo pueden sacar a flote en una acusación constitucional", lo cual se cumplió.

En ese sentido, precisó que la acusación "no va a prosperar, lo hará mientras esté en la Cámara de Diputados, pero después yo creo que no va a tener los votos en el Senado".

Finalmente, indicó que las consecuencias que traería para el presidente Sebastián Piñera, en caso de no prosperar en el Parlamento, "es una sanción pública" y por "estar en época de campaña hay un perjuicio, una mancha más a Piñera, que también es un golpe para Sichel".

La acusación trata de demostrar que el Jefe de Estado "no puede actuar a diestra y siniestra"

Por otra parte, la Doctora en Ciencia Política y docente de la Universidad del Desarrollo (UDD) en Concepción, Lesley Briceño, indicó que "este tipo de acusaciones en general tienden a revisar ciertos procesos que hace que uno vea cuál fue la acción del Jefe de Estado".

En esa línea, recalcó que "no es la primera vez que se trata de acusar constitucionalmente a un presidente. Ni siquiera en Chile".

Según explicó, lo que busca esta acusación es demostrar "que el Jefe del Estado no esté por sobre la ley y que no es alguien que pueda actuar a diestra y siniestra. Aquí hay una situación que amerita ser investigada".

Lee también: "Hay una responsabilidad con la historia": Diputado Felix González por acusación contra Piñera

De prosperar la acusación contra Piñera y destituirlo, habría una desestabilización del sistema

Respecto a las consecuencias políticas que podría traer -en caso de que la acusación constitucional prospere en el Congreso y se destituya al Presidente-, Briceño detalló que al país le rige un sistema presidencial. Por ende "puede traer un periodo de desestabilización al sistema". Ocurriría lo contrario de regirse con uno parlamentario, ya que el Jefe de Gobierno es quien asume las funciones de mando y no el de Estado.

"Estamos ad portas de una elección presidencial y eso también significa que el tiempo de gobierno que le queda al presidente es muy poco. Por lo tanto, si se llegase a destituir, siempre está la figura de la presidenta del Senado -Ximena Rincón-, que debería asumir la presidencia interina, hasta que llegue el presidente electo", complementó.

Bajo ese contexto, precisó que "en los sistemas presidenciales lo que hace un juicio, en este caso una acusación constitucional, es desestabilizar un poco los gobiernos. Lo cual significa crisis políticas y económicas".

"Generalmente los estados no salen muy fortalecidos después de una situación así. Nuestros países vecinos lo han sufrido. Tal vez no una destitución por los mismos canales que se ve en el país, pero lo han vivido Argentina, Bolivia y Perú. Algunos presidentes no han terminado su periodo por distintas razones y eso genera la desestabilización", concluyó.

Cargando más noticias...