Cerrar Publicidad (10s)

La noche de este lunes se realizó el debate presidencial, organizado por TVN, Canal 13 y MEGA, donde participaron seis de los siete candidatos para llegar a La Moneda. El único ausente fue Franco Parisi.

De la instancia participaron Yasna Provoste, Gabriel Boric, Sebastián Sichel, Eduardo Artés, Marco Enríquez-Ominami y José Antonio Kast.

Uno de los puntos al comienzo que marcó la jornada nocturna de debate televisado fue cuando el candidato de Unión Patriótica, Eduardo Artés, había pedido un minuto de silencio para Denisse Cortés, quien murió tras una marcha en Santiago. Se le concedió, pero cuando aún no pasaba el minuto, Matías del Río le interrumpió, generando una ola de reacciones tras lo hecho.

Gobernabilidad

Luego, hablaron sobre Gobernabilidad y Derechos Humanos. En ese bloque, le preguntaron a Kast su opinión sobre los DD.HH, a lo que él respondió su necesidad de retirarse de las Naciones Unidas.

A raíz de ello, se abrió paso para cuestionar la labor hecha por la organización, argumentando -erróneamente- que "no se han pronunciado sobre esos regímenes, como Nicaragua, Venezuela, Corea del Norte, que algunos de los que estamos aquí le llaman paraíso terrenal".

En este punto, Gabriel Boric aseguró que "no hay espacios para las amenazas, lo que corresponde es juntarnos por las convenciones compartidas".

Artés, por su parte, criticó al Gobierno de Sebastián Piñera. Al respecto, señaló que "no está centrado en los problemas de la gente, sino que hay desfalco y una sinvergüenza".

A Sichel se le consultó por la baja en las encuestas y aseguró estar confiado "que ganaremos y que vamos a construir una mayoría lejos de los extremos".

ME-O, en tanto, descartó las vinculaciones con Alberto Fernández, el presidente de Argentina y señaló que "la soberanía no se negocia".

Acusación constitucional a Sebastián Piñera

La pregunta, en concreto, fue: ¿Debe ser destituido el presidente Sebastián Piñera?, lo cual tuvo múltiples reacciones. Entre los que apoyaban e insistían en "esperar que sea inocente", como ocurrió con Sichel.

Marco Enríquez-Ominami y Eduardo Artés apoyaron la acción, pidiendo la salida del mandatario, a quien se le investiga por delitos tributarios, cohecho y soborno en la millonaria compraventa de minera Dominga.

Yasna Provoste, en tanto, declinó en dar un juicio concreto al respecto, ya que aquello le inhabilitaría de ejercer como jurado en la acusación constitucional.

Boric, por su parte, aseguró "estar de acuerdo con seguir todos los caminos institucionales que permitan un juicio político a Sebastián Piñera. Y eso es una acusación constitucional. Por eso, desde la oposición hemos presentado una acusación".

Conflicto de La Araucanía

Respecto al conflicto que hay actualmente en La Araucanía, Artés lanzó sus críticas al Estado de Emergencia que quiere decretar el Gobierno en la zona. "Las formas y las expresiones que adquiere el pueblo Mapuche no son caídas del cielo. Es consecuencia de la represión y la no solución a sus problemas, por lo tanto, cuentan con todo mi apoyo y solidaridad", dijo.

No obstante, hubo consenso entre Provoste y Boric, a fin de que haya un diálogo y que lo encabece el Estado. “Es evidente el fracaso del Estado y de la institucionalidad en el territorio. Seguir en la lógica de la militarización es seguir con el fracaso (…)", aseguró Yasna.

“Yo no tengo ninguna duda de que la ley y el estado de derecho se tiene que cumplir, el punto y lo que defiendo es que es el diálogo el camino para avanzar a una solución al conflicto entre el Estado chileno y el pueblo mapuche”, indicó Boric al respecto.

Kast, en tanto, se inclinó porque se invoque la Ley de Seguridad Interior del Estado y la Ley Antiterrorista para combatir a los grupos armados. “Hay una deuda que va más allá del tema del territorio, de los terrenos, hay una deuda porque hay pobreza extrema y no hay paz para salir adelante”, concluyó.

Por su parte, Sichel, señaló que “decir que se va a militarizar La Araucanía es vivir en una montaña de privilegios, estar en el Congreso y no entender lo que viven las personas allá, que no duermen tranquilas, que ven armamento de guerra todos los días”. En ese sentido, aseguró que la zona ya "está militarizada" y es deber del Estado garantizar la seguridad.

ME-O aseguró que está convencido "que se requiere un cambio y salir del arbitraje que estoy escuchando, que no entiendo mucho, si están a favor de destituir o no, qué quieren hacer".

"Sabemos todos que hay que hacer cumplir el estado de derecho. La pregunta es soluciones concretas puesto que hoy día estamos en un momento excepcionalmente grave”, agregó el candidato del PRO.

Migración

Otro de los puntos que tocó el debate presidencial fue el de la migración, tomando en cuenta lo que ocurre actualmente en el norte del país, con la crisis migratoria desatada.

Kast propuso la construcción de una zanja. "Si usted hace una zanja de tres metros de profundidad con los cercos para que nadie caiga adentro de las zanjas y tampoco los animales de la gente que se dedica a la ganadería, eso es factible", afirmó el candidato.

Sichel, por su parte, criticó la administración de Sebastián Piñera y aseguró que "no ha hecho trato humanitario" en la frontera. De hecho, tildó como un error su viaje a Cúcuta en ese entonces.

ME-O propuso "aumentar los servicios en lo que se tratan estos temas, que son muy precarios" y recalcó que sabe lo que es ser migrante.

Yasna Provoste, por su parte, señaló que "lo que nosotros haremos es establecer que la ley de Migraciones se cumpla". En ese sentido, precisó que "nos parece importante que la cooperación esté al servicio de un proceso migratorio que sea seguro, ordenado, regular y agrego una mas: digno".

Artés aseguró que la migración "es un derecho para todos" y lamentó que en el país "se trata mal al migrante sencillo, al trabajador".

Cargando más noticias...