Cerrar Publicidad (10s)

El análisis de pronunciamientos del Gobierno Regional del Biobío en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) entregó una serie de detalles en cuanto al estudio de proyectos para la región.

En dicha auditoría se reveló que de 117 proyectos analizados entre el 7 de diciembre de 2018 y el 14 de agosto de 2021, el Core Biobío no se pronunció o lo hizo fuera de plazo.

Al respecto, el Gobernador Regional del Biobío, Rodrigo Díaz, confirmó que "había una denuncia de retrasos en la administración anterior a la que me corresponde encabezar. Ésta implicaba dos aspectos: no pronunciamiento o pronunciamiento fuera de plazo".

Tras conocer esta situación, Díaz asegura que buscaron soluciones al respecto. "Primero, establecimos que no iban a haber más omisiones de pronunciamiento, y para eso hemos instalado sesiones extraordinarias del Core. De tal manera que cuando se nos requiera un pronunciamiento entre las semanas que tienen sesión, podamos pronunciarnos a tiempo".

Por su parte, Javier Sandoval, Concejero Regional, catalogó los resultados del informe como "lapidarios".

"Es insultante con las comunidades que se organizan para exigir participación ciudadana en muchos de estos proyectos", indicó.

Lee también: Cores aprueban casi $7 mil millones para nuevos proyectos en el Biobío

Asimismo, en cuanto a la evaluación, enfatizó en que debe ser "del más alto nivel. Superior a la comisión ambiental regional formada por los seremis del Gobierno de turno, por la pertinencia territorial de cada Concejero/a Regional".

"Lamentablemente, hoy esa participación es inútil, tal como demuestra el resultado de la auditoría ambiental que solicitamos", cerró.

Cabe señalar que dicho informe detalla en qué proceso del pronunciamiento se produce el retraso. Primero, en el envío del ordinario al Core, segundo en la sesión del Core, tercero en el certificado del Core y por último, en el envío al SEIA.

Cargando más noticias...