Cerrar Publicidad (10s)

Periodista de profesión, con un pasado laboral en noticieros de TVN y Mega, productor de contenidos y padre de mellizos, Anwar Farrán busca un escaño en el Congreso por el Distrito 21. Con 40 años de edad y un fuerte arraigo con Monte Águila en la comuna de Cabrero, de donde es oriundo, el comunicador lanzó con fuerza su candidatura para diputado.

En cupo del Partido Liberal como independiente, dentro de Nuevo Pacto Social, Farrán emprendió esta aventura electoral convencido de que alcanzará los votos necesarios para llegar a la Cámara Baja. Sabes.cl conversó con el candidato, sobre sus propuestas y desafíos en esta campaña.

-¿Cómo se gestó este desafío de competir en el Distrito 21 por un escaño en el Congreso?

Tenía muchas ganas de participar en política, en el servicio público, desde hace muchísimo tiempo. Pero también surge por una orfandad política que tenemos en nuestra zona. Yo soy de Monte Águila, comuna de Cabrero, y hemos tenido representantes en el Congreso, pero también sentimos que hoy día estos se van a la Región de Ñuble, son candidatos al Senado e, incluso, muchos se arrancan de nuestro distrito porque es el más complicado, es el más grande de Chile. En cierta medida siento que tenemos una orfandad política, necesitamos representantes en el Congreso.

Me gusta muchísimo el servicio público, hace rato que tenía ganas de entrar y así fue como se gestó. Golpeé las puertas de la centro izquierda, siempre considerando un cupo independiente y fue el Partido Liberal finalmente quien nos dio esta posibilidad.

-Tocaste un punto importante, dijiste que es un distrito complicado. Hay pobreza y violencia ¿Cómo se subsanan aquellos estigmas?

La verdad es que es un distrito bien complejo de abordar y también es un poco incomprensible la distribución que se hizo acá; comienza en Alto Biobío y termina aquí en Lebu. Es una realidad súper distinta a la que abarcamos.

Tenemos problemas de conectividad en donde hay que darse una vuelta por Malleco para poder conectar. Entonces eso es una de las principales razones por las que la Provincia de Arauco tiene las comunas más pobres de Chile. Efectivamente ahí hay un problema.

También hay un problema que con innovación y creatividad se puede trabajar, porque la gente generalmente está abocada al tema del monocultivo y de la forestal, entonces hay que tratar de sacarlos de ese mundo. Eso también nos lleva a ver el centralismo que tenemos en la Región, porque por un lado la Provincia del Biobío es suelo eminentemente agrícola, la actividad es agrícola pero todo se hace en Concepción; en Arauco pasa lo mismo, también enfrentan y tienen este desarrollo forestal, pero todo eso también se hace en Concepción.

Entonces yo creo que se han hecho esfuerzos decididos por descentralizar el país, la elección del gobernador es un buen ejemplo de eso, pero falta un poquito más a nivel regional.

-¿Qué falta?

Yo por ejemplo creo que hay que fortalecer el trabajo con los municipios. Las municipalidades tienen que ser más fiscalizadas, pero también deberían tener mayores atribuciones. Hace poco nos enteramos que cerca de 17 mil millones de pesos en proyectos no fueron concretados, entonces ahí yo encuentro que los municipios deberían tener más acción.

-En cuanto a proyectos, por ejemplo, en la provincia de Arauco que hay monocultivos, para Yumbel y Cabrero hay proyectos energéticos que le quitan terreno a la agricultura. Pensando en el futuro de la agricultura local, ¿Cómo se puede potenciar esta actividad, en desmedro de los mencionados proyectos?

Yo creo, sinceramente, que los diputados en ejercicio no han hecho la pega en torno al tema medioambiental y el tema de los parques eólicos es un tema del que estamos sumamente pendientes, porque consideramos que la ley de base que es la 19.300 es prácticamente un saludo a la bandera. Están lleno de inconsistencias, y eso permite hoy día que grandes empresas vengan a instalar torres eólicas a 200 metros de las viviendas.

Estuve en el sector sur hace poco grabando un reportaje, no para Televisión Nacional, sino que para nosotros y así poder revelar la realidad de lo que está ocurriendo allá. Efectivamente la ausencia de una normativa robusta y dura tiene a los vecinos de este sector pasando bastantes necesidades.

Nosotros, por ejemplo, no entendemos por qué hoy día recién se está tratando de enarbolar un marco regulatorio, considerando que los proyectos vienen desde el año 2013. Esto no es una cuestión nueva, entonces no estamos en contra de la generación de energías verdes, de energías renovables, pero si estamos a favor de que esto se haga correctamente y respetando los derechos y la dignidad de lo vecinos, no puede ser que exista una torre aerogeneradora a 200 metros

Cuando uno analiza también lo que ha ocurrido por parte del Estado, no existen estudios que nos garantice fehacientemente que esto no va a afectar la vida y la calidad de las personas. Son proyectos que están a 30 años y nadie nos dice a nosotros que después de 30 años más van a continuar ahí.

Lee también: Destacan beneficios tras la constitución de Junta de Vigilancia del Río Biobío

No estoy en contra de la generación de energía eólica, pero tiene que hacerse como corresponde, apartado y lejos de los centros de población. Yo viví en España y recuerdo que miraba las torres eólicas y claro, estaban lejos donde no había gente. ¿Qué es lo que pasa acá?, como la normativa es un saludo a la bandera, estas empresas lo que hacen es instalarse en estos rincones porque les sale mucho más barato, hay carreteras, hay tendido eléctrico y no es lo mismo que irse al sur o irse al norte donde también hay vientos que nos pueden servir.

El suelo agrícola se está deteriorando muchísimo porque es un suelo súper rico y hay que plantar a 15-20 metros de estas torres y lo otro es que no dejan trabajo, no representan un ahorro en la boleta de la luz de los vecinos de la Provincia del Biobío y de Arauco; tampoco generan puestos de trabajo, con suerte 2 ó 3 personas que cuidan este predio que también se controla a distancia. Además tributan en Santiago.

Entonces yo creo que ahí los parlamentarios están al debe, no sabemos si este marco regulatorio va a ser declarado desierto o si va a ser acogido por la Oficina de Partes del Congreso, pero estamos muy preocupados. Creemos que hay que tomar muy en serio este tema. Además, en Europa este tipo de energía viene en retroceso. Lo que hacen estos proyectos es primero fraccionar estos megaproyectos, en el caso del sector sur de Los Ángeles es un megaproyecto fraccionado en 4, entonces eso es lo que permite hoy día una mala ley.

-Es la que pretendes actualizar, si llegas al Congreso.

Por su puesto, yo creo que hay que trabajar con las comunidades porque, por ejemplo, yo soy de la comuna de Cabrero y allá estamos llenos de este tipo de energía, de energías renovables; pero también tenemos plantas de generación termoeléctrica. Entonces el Chile Profundo, que es un término que hemos acuñado, hoy día no tiene gente que lo defienda ante estos intereses y estas grandes empresas que se pretenden instalar.

-Tú tienes un cercanía especial con Medio Oriente ¿Cómo reaccionas a declaraciones de gremios que comparan lo que pasa en la Provincia de Arauco con Oriente Medio?

Hay una comparación que siempre se ha hecho y que tiene que ver con un tema de autodeterminación. Yo de esa perspectiva soy un férreo defensor de la causa palestina. También soy un defensor de la causa mapuche, respetando por su puesto, todo lo que implica los derechos de los trabajadores. Pero creo que es un problema que tiene que solucionar el Estado, es el Estado el que está en deuda con los pueblos originarios, y el que no ha asumido el rol que le corresponde. Desde esa perspectiva, así como empatizo con los palestinos empatizo total y absolutamente con el pueblo mapuche.

Por su puesto, yo estoy hablando del tema de la reivindicación, los hechos que son violentos tienen que estar acogidos a la ley vigente, pero desde esa perspectiva creo que hay una deuda histórica con los pueblos mapuche.

-¿Crees en un estado plurinacional post Convención Constitucional?

Es un concepto que yo desdramatizaría. No me asusta tanto el tema de la plurinacionalidad. De hecho he tenido la posibilidad de vivir en otros países, tengo una mirada bastante amplia sobre eso. Así que es una cuestión que desdramatizaría. Yo creo que es positivo avanzar hacia una plurinacionalidad.

-Hablemos de contingencia. Cuarto retiro ¿a favor o en contra?

Estoy a favor de que la gente pueda retirar. Yo particularmente no lo haría, porque hoy día afortunadamente tengo, pero estoy a favor que la gente que lo necesita lo saque. Sí, estoy a favor del cuarto retiro.

-¿Cuáles son tus propuestas en materia de descentralización y regionalización?

Hoy tenemos tareas fundamentales que hacer en el tema de la descentralización. Falta muchísimo más y por eso quería poner como ejemplo lo que pasa en Los Ángeles, en el sector agrícola. También en el sector forestal en Arauco, pero creo que también los parlamentarios pueden hacer una pega, aunque es difícil, por tratar de descentralizar.

El otro día una radio de Los Ángeles me decía, suena súper bonito lo que usted dice, pero cómo lo va a hacer. Por ejemplo, sí es difícil, pero siento que los diputados pueden descentralizar teniendo oficinas que sean móviles, que estén en los pueblos y estén en las comunas. Yo soy de Monte Águila y nunca hemos visto que un parlamentario se acerque a conversar con nosotros o que tenga una oficina móvil aunque sea dos veces al mes, que estuviera el lunes en Cabrero, el martes en Yumbel, el miércoles acá. Ellos hacen su semana distrital, pero no tienen una atención a público directa.

Otra cosa que a mi me gustaría, eventualmente si damos la sorpresa y llegamos al parlamento, es tratar de fortalecer las organizaciones sociales. No es posible que hoy día se pierdan 17 mil millones de pesos en formulaciones de proyectos, pero eso pasa porque las autoridades tampoco, en cierta medida, ayudan a los vecinos.

Por ejemplo, contratar a gente especialista en formación de proyectos, contratar abogados. Muchas veces las Juntas de Vecinas y Vecinos andan haciendo una cucha cuando finalmente un diputado, por las asignaciones que tiene, perfectamente podría ayudar a los vecinos desde esa perspectiva. Yo creo que esa gestión que puede hacer un diputado puede ayudar a descentralizar o hacer más cercano.

Lo que pretendemos nosotros es acercar el Parlamento que está a 600 km de nuestra zona, tratar se estrechar esa distancia.

-¿Cuál es la evaluación de tu lista y de la lista adversaria?

La verdad de las cosas es que me gustaría tener un discurso de renovación en la política. Creemos que podemos dar la sorpresa en noviembre, porque soy el candidato más joven de la lista; soy el único que nunca ha vivido de la política; soy el único que no milita en ningún partido político; tengo un domicilio político claro, pero no tengo un partido político, entonces eso nos hace muchísima ilusión.

Si damos la sorpresa y llegamos al Parlamento el próximo 21 de noviembre, nuestro compromiso va a ser con la gente, no con los conglomerados políticos. Desde esa perspectiva creemos que podemos sacar dos representantes también en una lista que al menos en nuestro distrito históricamente la centroizquierda ha sido fuerte. Así que vamos a trabajar fuerte para que eso pase, pero por su puesto, nosotros queremos ganar la lista.

Cargando más noticias...