Cerrar Publicidad (10s)

Junto con manifestar su repudio a los hechos registrados el sábado en Iquique, y entregar sus disculpas por estos hechos, el Gobernador Regional del Biobío, Rodrigo Díaz, se reunió con una decena de dirigentes de la Organización de Migrantes, para abordar la crisis en el norte del país, los principales problemas de documentación y, de paso, reactivar la Mesa Regional de Migración.

Representantes de Haití, Venezuela, Perú, Argentina y México, entre otras naciones, participaron en la cita, ocasión en la que Díaz les informó que se destinaron 50 millones de pesos, aprobados por el Consejo Regional del Biobío, para una subvención a las hospederías de la Fundación Novo Millennio, a cargo del Arzobispado de la Santísima Concepción.

Esto permitirá ir en ayuda de unas 360 familias que podrán ser acogidas, junto con recibir asesoría legal y capacitación laboral.

Al respecto, la autoridad regional que destacó que todos los migrantes tienen el derecho a acceder a una vida digna y de calidad.

“Tenemos un problema, donde ni siquiera tenemos cifras oficiales de cuántos son los migrantes y sólo una estimación de 2019, de poco más de 30 mil personas, además de otros de carácter de convivencia", dijo Díaz.

Al término de la reunión, Ernest Noel, proveniente de Haití, dijo que “estamos sufriendo diversas problemáticas, pero me gustó lo que comentó el Gobernador, por pretender abordar el tema desde la base, para que podamos sentirnos integrados y resolver nuestro problema en general, ya que no es sólo de una comunidad, porque cada una tiene uno diferente, considerando su cultura, idioma, forma de vivir”.

En tanto, Patricia de Bernardi, destacada profesional y emprendedora argentina, detalló que “el primer acuerdo es constituir nuevamente la Mesa del Migrante, volver al diálogo y tener una conversación desde los dolores que tienen las comunidades".

Cargando más noticias...